Una parada necesaria

¡Hola a todas!

Os escribo este post con manos temblorosas desde mi pequeño taller que tan entretenida me ha tenido durante tanto tiempo. Levantar la cabeza del ordenador y mirar a mi alrededor me llena los ojos de lágrimas, pero necesito hacer esto, y sobretodo, necesito contarlo. Probablemente este sea el texto más sincero que os he escrito jamás.

Como ya os podréis imaginar por el título de este post, necesito parar. Es una decisión que he pensado y repensado desde hace algunas semanas. Realmente no quiero, es lo que no dejo de repetirme. No quiero parar, no quiero dejar esto. Y no lo haré. Pero necesito una pausa que me ayude a coger aire, liberarme de esta sensación agobiante, tomar perspectiva de mi situación y encontrar toda la ilusión para recomenzar con más ganas.

Ya sabéis que los últimos meses han estado llenos de cambios. Una enorme mudanza, un gran cambio laboral… y todo el tiempo con un ojo puesto en esta web, en sus posts, en atender los pedidos y todo ello, sin poder dejar de sentirme mal porque no estaba dando el 100% a mi gran pasión.

He pensado en no decir nada, simplemente dejar de publicar entradas y no atender más pedidos en el más absoluto de los silencios. Pero no sería justo. Esta situación viene generada por no tener tiempo libre, por tener cada día a Mao Jewels la mente con el pensamiento constante de “No estoy haciendo suficiente, debería sentarme a escribir, todavía no he terminado aquél pedido, tengo muy abandonada la web…”

El hecho de estar tan ocupada ha generado situaciones que no me gustan pero que he de admitir:

  • He tardado tanto en entregar algunos pedidos, que han estado a punto de ser cancelados.
  • He dejado de publicar posts con tanta asiduidad, y es más, cada vez que me siento a redactar, siento agobio, falta de ideas y lo que es peor, me siento obligada a hacerlo. Y no. Esto es placer, no obligación.
  • Hace meses que no hago algunas tareas regulares, como redactar y enviar el boletín.
  • Intento leer todos los correos a diario, pero algunos fines de semana me siento a leerlos y tengo más de 80 por delante.

La gota que ha colmado el vaso ha sido un pedido que envié a USA, para el que perdí horas de sueño y me esforcé mucho, y debido a un problema ajeno a mí (debido a Correos, básicamente) va a tardar más de lo esperado en ser entregado y la persona que lo compró lo ha puesto en conocimiento de Etsy, quienes me han pedido que lo solucione o procederán a cerrarme la tienda.

Entiendo que esto es un problema para el comprador y no espero comprensión por su parte. Pese a que le expliqué la situación, probablemente yo en su lugar habría actuado igual; a nadie le gusta la demora en sus pedidos. Pero quizá este haya sido el toque de atención que necesitaba para parar la máquina y poner las cosas en su lugar.

No quiero que os asustéis, no voy a cerrar la web, ni tampoco la tienda. Pero dejaré de publicar posts durante un tiempo y no trabajaré sobre pedidos, sino que iré actualizando la tienda online con lo que vaya tejiendo y creando a mi ritmo, sin presión de ver que el tiempo pasa y os tengo abandonadas. Veréis que con más tranquilidad y calma, empiezo a llenar la tienda de cosas bonitas en breve. Y ya que hablamos de la tienda, os recuerdo que hasta el día 29 hay rebajas y ¡merecen mucho la pena!

¡No os abandonaré! De hecho me seguiréis teniendo por aquí, colgando fotos en Instagram, o informando de los nuevos productos que voy añadiendo en Facebook.

¡Estaremos en contacto!

Un abrazo grande,

Marta

MartaKnitting

(Visited 91 time, 65 visit today)

One comment

Leave a Reply