La lana del mes: WAK Petite Wool

¡Hola a todas!

Me encantan las ediciones de la lana del mes cuando llega el frío, porque esta sección se aferra a su nombre, “lana”, con todo el calor, confort y calidez que la propia palabra conlleva.

Así que para este Noviembre todavía cálido pero que ya nos va enseñando los dientes, he seleccionado la WAK Petite Wool, una lana curiosa porque es gruesa pero no mucho, ni tampoco va trenzada como la mayoría de las lanas en su categoría.

Perteneciente a la pequeña familia de lanas de We Are Knitters, la WAK Petite Wool recuerda, a grandes rasgos, a su hermana mayor WAK The Wool, que ya fue protagonista de esta sección hace tiempo y cuya review puedes leer aquí. Son prácticamente idénticas, salvando obviamente, su diferencia de grosor.

La WAK Petite Wool viene presentada en esponjosos ovillos de 100 gramos de peso y aproximadamente 140 metros de lana, con la ya característica etiqueta marrón de We Are Knitters. Su gama de colores incluye 20 tonos entre los que se encuentran los colores más básicos, generalmente discretos, aunque con alguno atrevido (como el azul klein) y también dos tonos jaspeados (en blanco y gris o blanco y negro).

IMG_6490

Su composición es 100% lana peruana, de una sola hebra, suave y bastante ligera. Es bastante resistente, aunque puede llegar a quebrarse si se la tensa en exceso. Al tacto con la piel no pica demasiado, si bien el roce prolongado puede irritar un poquito en las pieles más sensibles.

Su aspecto una vez tejida es esponjoso y cálido. En la siguiente imagen la podéis ver, en color blanco crudo, formando parte de lo que será un precioso amigurumi. Fijaos que sobresale mucho más que la lana gris (la Big Merino, cuya review puedes leer aquí) y que también inspira más calidez, gracias a su esponjosa imagen (¿apreciáis los pelillos que recuerdan un poco a los muñecos de peluche?). Aunque no lo parezca, ambas lanas tienen aproximadamente el mismo grosor, pero nuestra lana del mes se expande mucho más una vez alcanza el reposo.

WAKPetiteWool

Desde We are knitters recomiendan trabajar esta lana con agujas del 8, pero dada la esponjosidad de la WAK Petite Wool, se pueden utilizar también agujas más pequeñas, quedando así más compacto el tejido.

Las prendas tejidas con la WAK Petite Wool deben lavarse preferiblemente a mano, a una temperatura máxima de 30º, o bien en ciclos cortos de la lavadora, y secarse siempre en horizontal.

Pros de la Petite Wool:

  • Su grosor. Es perfecto, porque no es muy grueso como las lanas bulky, ni tampoco es muy fino.
  • Su hebra. Original no solo por su grosor, sino también por su aspecto no trenzado.
  • Su aspecto tejida. Dando la imagen de ser cálida y esponjosa, es perfecta para prendas muy invernales.

Contras de la Petite Wool:

  • Su precio. Aunque su origen y su calidad son bastante buenos, su precio de casi diez euros por ovillo es exagerado.
  • Su gama de colores. A pesar de componerse de 20 tonos, que no son pocos, se echa de menos más variedad de colores.

Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.

¡Hasta el próximo post!

La lana del mes: WAK Cotton Wool

¡Hola a todas!

Se me hace raro volver a escribir sobre lanas del mes después de dos meses, pero vuelvo con muchas ganas de hablaros sobre una lana muy especial para mí. Las cálidas temperaturas de Septiembre todavía piden prendas livianas, frescas, bonitas y coloridas. Y por eso, he elegido para este mes la WAK Cotton Wool.

Perteneciente al escaso y selecto grupo de lanas de We Are Knitters, la WAK Cotton Wool es el único modelo de algodón que comercializan. Su composición es 100% algodón traído de Perú (tal como indican en su web). Su hebra, como la mayoría de los ovillos de algodón, está compuesta de varias hilaturas más finas, muy compactas y unidas en comparación con otras marcas.

Viene presentada en grandes ovillos de 100 gramos que recuerdan a los propios ovillos de lana, no sólo por su peso, sino también por su grosor, mayor que la media de algodones del mercado. Sus 212 metros de hilo hacen que cunda muchísimo y puedas hacer varios accesorios con un sólo ovillo, o que necesites pocos para hacer prendas más grandes, como una blusa calada.

IMG_3172

Su gama de colores abarca 20 tonos, bastante variados para ser tan pocos, ya que incluyen los colores básicos, bastantes tonos pastel y algún que otro tono flúor. Algunos colores, como el salmón y el menta se agotan enseguida, por lo que hay que estar muy pendiente para conseguirlos.

Las prendas tejidas con la WAK Cotton Wool  deben lavarse preferiblemente a mano, con agua fría y jabón suave, y secarlas en horizontal sin retorcerlas. No se debe usar en ningún caso lejía ni secadora.

Las agujas recomendadas para tejer con ella son las del 4 como mínimo. Yo suelo usar las del 5 y las prendas quedan como un guante. Y para ganchillo, uso del 3’5 o 4. La primera perita que tejí, Nora, está tejida con algodón WAK Cotton Wool.

IMG_6352

Al tener una hebra tan compacta, su aspecto una vez tejida es maravilloso. Es suave al tacto, homogénea a la vista, y es un auténtico placer llevarla puesta.

Pros de la WAK Cotton Wool:

  • Su grosor. No es el típico ovillo de hebra finita, sino que tiene un grosor medio que la hace única.
  • Su peso. Viene presentada en ovillos de 100 gramos, dos veces el peso de la mayoría del resto de modelos.
  • Su hebra compacta. Al trabajar por ella, especialmente en crochet, sus hilaturas no se separan, forman una perfecta hebra con la que es muy sencillo tejer.
  • Su gama de colores. Aunque puedan parecer pocos, su variedad es la clave: hay para todos los gustos.

Contras de la WAK Cotton Wool:

  • Su precio. Si bien su calidad y su peso son razonables, casi 9 euros por ovillo es algo exagerado. Merece la pena comprarlo a través del kit.
  • Su accesibilidad. Sólo se pueden comprar a través de su web, aunque de vez en cuando algunos PopUp Markets disponen de sus productos de forma física.

Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.

¡Hasta el próximo post!

Principio de página