La lana del mes: Katia Monaco

¡Hola a todas!

El mes de junio ya es lo bastante caluroso en sí mismo como para hablar de lanas del mes, pero no os preocupéis, os traigo un monísimo ovillo de algodón que te roba la mirada desde que está amontonadito en el estante de la tienda de lanas: es el de la Katia Monaco.

Es una lana fina, de aspecto suave y ligeramente brillante. Sus ovillos de 50 gramos son, como digo, muy llamativos por sus alegres colores, especialmente cuando están apilados en montones de pequeñas bolas esponjosas. Es muy versátil, apta para un millón de ideas, literalmente. Las propuestas que ofrece la propia web de Katia son de lo más apetitoso, desde brazaletes, hasta vestidos; pasando por bolsos, blusas, fundas, apliques para sandalias…

KatiaMonaco1

Su fina hebra está compuesta en un 100% de algodón mercerizado, un proceso que somete al algodón a una serie de modificaciones que le dan un acabado un poco más brillante, lo que además le da un toque extra de suavidad, lo cual me gusta mucho. Es la lana que suelo utilizar cuando me pedís prendas de algodón fino.

KatiaMonaco2

Su gama de colores es una pasada. Nada menos que 36 colores que incluyen desde los más pasteles, ideales para prendas infantiles, hasta los más vivos, muy adecuados para turbantitos y otros accesorios de verano.

Monaco

 

Se recomiendan agujas del 3½ o del 4 para trabajar esta lana, aunque con las del 5 (utilizadas en la imagen superior derecha) funciona fenomenal. Las prendas tejidas con la Katia Monaco se pueden lavar a un máximo de 30º con centrifugado corto.

Como curiosidad os contaré que tiene una hermana pequeña, la Monaco Baby, que es un poco más fina, y con una gama de colores similar, ideal para las prendas de bebés, cuyo acabado una vez tejida es precioso, dado que al ser tan fina, parece prácticamente tela.

Pros de la Katia Monaco:

  • Su relación calidad-precio. Es un algodón de muy buena calidad a un precio realmente económico.
  • Su gama de colores. Muchos tonos y muy variados, apta para casi cualquier proyecto.
  • Su aspecto una vez tejida. Tiene un acabado ligeramente brillante y una textura muy homogénea, de forma que las prendas tejidas con la Katia Monaco destilan elegancia y sencillez.

Contras de la Katia Monaco:

  • ¡No puedo decir nada en su contra! Todas las prendas que he tejido con ella, me han dado tan buen resultado que es casi perfecta.

Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.

¡Hasta el próximo post!

Personaliza tu Devon Rex

¡Hola a todas!

Hoy os quiero hablar de cómo personalizar vuestro turbante Devon Rex, para que un mismo turbante os sirva tanto para protegeros del frío, como para llevarlo como un complemento más.

Ya sabéis que el Devon Rex se compone de dos piezas de lana: una más grande (el turbante propiamente dicho) y otra más pequeña, que es el remate. Pero, ¿y si le ponemos una pieza más de lana? ¿Y si en lugar de poner el remate en la frente, lo acercamos a la sien? ¿Y si, mejor, os lo enseño con fotos?

Para ilustraros esta idea, he tejido un Devon Rex en algodón, que recibe el nombre, como sabéis, de Cotton Rex. Además, con el calorcito que está haciendo estos días, es más liviano mirar un turbante así que uno de lana… Lo he tejido en punto de arroz, un punto que me encanta y que creo que es ideal para el algodón. Y el color es uno que compré hace mucho tiempo, con la idea de hacer un turbante para otoño, porque el color es cálido e ideal para esa época del año. Siendo, a la vez, ideal para la primavera por ser tan colorido.

Aquí tenéis el turbante tal como es, con sus dos piezas tejidas y el remate en la frente. Y a un lado, una pieza más, del tamaño aproximado del remate antes de coserlo, aunque un poco más ancho.

DevonRex1

Y pasamos a poner la pieza extra por dentro del remate. Podemos coser esta pieza al turbante, pero si lo hacemos, ya no podremos combinar el Devon Rex a nuestro gusto, siempre tendrá el lazo puesto. Y ponerlo y quitarlo es muy sencillo, no se mueve mucho y en caso de hacerlo, es fácil de recolocar. Esta pieza puede ser del mismo color que el propio turbante, o de un color distinto. Os pongo imagen para que veáis lo bien que queda:

DevonRex2

A pesar de que os he mostrado el ejemplo en algodón, os podréis imaginar que la idea aplica igualmente a un turbante calentito hecho con lana. Y creo que si además, añadís un lazo a unos mitones hechos con la misma lana, ¡el resultado es de lo más cuco!

¿Qué os parece la idea? ¿Os animáis a lucirlo así esta primavera? ¿O preferís la opción clásica?

DevonRex3

Para todas las edades…

Hola!

Os escribo para hablaros de un proyecto que me ha entrado urgente y ante el cual no me he podido negar (también es que ha sido muy rápido, lo he terminado en una tarde). Generalmente los pedidos son muy parecidos, cambiando el color y la forma, pero lo que vienen siendo las tallas y medidas son aproximadamente las mismas. Y con este nuevo proyecto, he tenido que trabajar precisamente eso, las medidas, para tejer un turbante y unos mitones para una princesita de 2 años.

Obviamente no quería hacerlo con lana gruesa porque sería mucho más difícil trabajar con hebras tan grandes en algo tan pequeñito, además que los niños enseguida dicen que les “pica” y no se lo quieren poner… Así que opté por utilizar algodón, que no pica, es muy suave, y si lo tejes con agujas no muy grandes, las hebras están más juntas y es más calentito.

La verdad es que me ha encantado el resultado… ¡¡es tan mono!! Y siendo para una niña, puedo dar rienda suelta a la imaginación y ponerle un lazo, unas perlitas… cualquier cosa le va a encantar, ¡ah, la magia de la niñez!

Concretamente éste es para una princesita llamada Daniela y se lo he puesto para regalo. ¿Qué os parece el resultado? ¡Yo muero de amor! ¿Será porque es mío? Espero poder poner próximamente una foto de la pequeña reina de la casa con sus guantecitos puestos…

Espero que tengan mucho éxito… Fijaos que, sin haber terminado todavía este post, ¡ya me han pedido otro más!

Principio de página