Otra forma de regalar Mao Jewels

¡Hola a todas! Se acerca la navidad (bueno, en realidad se viene acercando ya desde hace un mes) y estos días ya empezamos a ir como locos buscando el regalo adecuado. Para ayudarte, Mao Jewels pone a la venta una tarjeta regalo, que es una forma rápida e ideal de regalar a tus seres queridos. La tarjeta regalo de Mao Jewels puede ser adquirida en la tienda online (pinchando aquí) y tiene, por el momento, cuatro modalidades diferentes:

  • Tarjeta física normal: Fabricada completamente a mano, será enviada de forma gratuita (válido para España y la UE) al domicilio que indiques. Además, irá acompañada de un pequeño folleto del producto adquirido y los colores en los que puede elegir, además de una invitación a la web de Mao Jewels para obtener más información.Tarjetas regalo
  • Tarjeta física navidad: Con las mismas condiciones que la anterior, pero decorada con motivos navideños, tanto en la propia tarjeta como en el sobre que la transporta. Se fabrica bajo petición.
  • Tarjeta digital normal: Realizada con el programa de edición y diseño PicMonkey, será enviada en formato pdf con un anexo con las condiciones y el mismo folleto que se adjunta en las tarjetas físicas. También puedes proponer alguna idea para cambiar la tarjeta digital. Por ejemplo, puedes pedir que la mascota vaya vestida de una forma u otra, que hayan estrellas… con un poco de tiempo y dedicación, crearé la tarjeta ideal para ti.
    Ejemplo
  • Tarjeta digital navidad: Igual que la normal, pero con motivos navideños. Prueba3

Comprando una tarjeta puedes regalar a tus familiares y amigos un detalle que pueden personalizar al gusto, con lo que no fallarás, ni en color, ni en talla; y además les encantará la tarjeta. Puedes seleccionar en la tienda online el valor que le quieres dar a la tarjeta, eligiendo mitones, turbantes y cuellos en varios tipos de lana, pudiendo formar mil combinaciones. Y también puedes elegir qué tipo de tarjeta quieres comprar: una digital o una física. ARticulos Todos los tipos de tarjeta tienen una caducidad de cuatro meses a partir de la fecha inscrita en las mismas, y van asociadas a un código que debe ser proporcionado en el momento del canje y que sólo puede ser utilizado una vez. Si en el momento del canje la persona regalada prefiere un artículo de mayor valor, se deberá abonar la diferencia. Esta norma incluye también el caso de elegir lana merino cuando se ha adquirido una tarjeta por valor de lana 100%. Cabe recordar que las tarjetas regalo, incluso las físicas, tienen el envío gratis para España y la UE. Próximamente estarán disponibles a la venta tarjetas físicas y digitales con motivo de otras celebraciones: cumpleaños, aniversario, San Valentín… ¡Animaos a regalar artesanía, al gusto de vuestros seres queridos!

¡Pincha aquí para comprar tu tarjeta regalo!

Review de Crafty Box

¡Hola a todas!

Hoy os quiero hablar de una idea súper original que conocí hace tiempo y que enseguida me enamoró: Crafty Box. Básicamente es una caja que trae todo lo necesario para hacer un proyecto completamente a mano: pulseras, marcos y álbumes de fotos, tazas, camisetas, miles de ideas de scrapbooking… Cuando descubrí su página enseguida me enamoré de su kit de carvado de sellos, ¡y me lo han traído los Reyes Magos!

Me ha hecho mucha gracia hablar de esto, porque a todas las personas que le contaba lo que me habían regalado para Reyes ponían cara de póker al escuchar “una cajita para hacer mis propios sellos”. Imagino que unos pensarían: “¿para qué?”, y otros: “¡pero cuánto tiempo te sobra, niña!”. En este post quiero mostraros lo chulo que es, y sí, es laborioso, pero muy interesante, al menos desde mi perspectiva.

El kit me encantó porque me gustan mucho los sellos para decorar las etiquetas cuando las pongo para regalo, e incluso mi tarjeta de visita (la cual hice yo misma y en breve tendré que modificar). Me parece de lo más original, no sólo el hecho de poner un sello, sino el de poder diseñarlo a tu gusto… si fuera realmente mañosa, me haría un sello con la forma de mi logo, pero por suerte, el kit trae una serie de plantillas para ayudarte un poco a darle forma a tus ideas. Pero empecemos por el principio…

La decoración de la caja no podría ser más bonita. Abres esto un día de Reyes, y la emoción es máxima. Es muy sencillo, ya veis que es cartón, un cordón y un bastón de caramelo… pero con tres elementos tan simples, creo que queda precioso. Y al abrirlo, todo viene muy bien colocado con el fin de que no se rompa nada en el transporte.

Trae exactamente todo lo que nos dicen en su web que incluye el kit: dos láminas de goma, en las que podremos crear los propios sellos; un estuche de gubias (herramientas con las que trabajar la goma); un par de láminas con formas y siluetas para tomar como modelo; una hoja de papel vegetal; cuatro piezas de madera en las que montar el propio sello; cuatro tampones de tinta (¡me encantan los colores que trae!); un lápiz, una herramienta de madera, una goma de borrar y una hoja con las instrucciones, si bien en la web hay muchas más indicaciones para realizar el sello correctamente.

En la caja también viene un pequeño detalle que me ha encantado, y es una tarjeta escrita del puño y letra de Pat, la creadora de Crafty Box.

Como trae cuatro bases de madera y cuatro colores, lo primero que una piensa es que puede hacer cuatro sellos, pero realmente las posibilidades son mucho mayores. Quise empezar haciendo un diseño sencillo, para coger algo de práctica y en un período de tiempo, llamémoslo X, poder hacer mi logo, o al menos su contorno.

Así que después de mirar durante 30 minutos del reloj todas las plantillas que trae, y de elegir una, y decir: “no, mejor ésta”, aproximadamente 140 veces, me decanté por el corazón. Llamadme original, porque es el que viene explicado en las instrucciones, pero creo que es sencillo y fácil de darle forma en la goma, y seguro que me hace un gran apaño como sello en las futuras tarjetas y etiquetas.

Así que siguiendo las instrucciones que nos proporciona Crafty Box, el primer paso, tras seleccionar un modelo, es repasar su contorno con un lápiz. Como a mí me daba mucha pena repasar el que te dan, le hice una fotocopia. En principio, recomiendan hacer la prueba con la goma de borrar, para acostumbrarte a la dureza y a la textura y así trabajar con la lámina de goma sin miedo. Pero yo he intentado ser valiente y he comenzado directamente con la goma grande. Tras repasar el contorno del corazón en la hoja (la cual he recortado para trabajar mejor con ella), lo pones boca abajo en la goma, y frotas el papel contra la goma con el acocador, la herramienta de madera. Y el dibujo se queda marcado en la goma.

Lo siguiente es cortar el contorno de la goma para trabajar mejor en una pieza más pequeña, y ojo con este paso, porque podéis rayar sin querer la superficie de la mesa en la que estéis trabajando. Intentad poner un cartón o algo que salve lo que tenéis debajo en caso de pequeños accidentes. A continuación hay que empezar a darle forma a la silueta elegida, con la más fina de las gubias, aunque pronto sabremos cuál utilizar en cada caso. Hecho esto, con una gubia más gordita se vacía el exterior de lo que va a ser el sello. Y también puedes cortar con la gubia número uno el contorno, si te ves con pulso, porque es una tarea delicada y realmente no necesaria, dado que una vez has vaciado el exterior, el sello es completamente útil.

Como podéis ver, y como se suele decir, yo tengo el pulso para robar panderetas, y así es como me ha quedado el sello por delante y por detrás: muy bien por delante, y una masa deforme por detrás. ¡Pero lo importante es que sirve!

Llegados a este paso, hay que hacer una prueba con tinta, para ver si hay alguna imperfección y pulirla. En el caso de que la haya, hay que repasar los bordes, con la gubia más fina, con el fin de que se quede lo más parecido posible a la figura de ejemplo. Será porque es mía, pero no le veo ninguna imperfección a mi pequeña creación… ;)

Y, para finalizar, pegamos el sello a la pieza de madera, no sin antes hacer una impresión del sello en la otra cara de la pieza, para que quede claro cuál es el sello que vas a estampar y cómo queda. Aquí viene lo difícil, intentar pegar el sello en la misma posición en la que lo has impreso, con tal de que cuando estampes el dibujo en el papel, no te salga un corazón al revés…

 

En resumen, es algo laborioso pero muy fácil, y realmente es una pasada. El hecho de poder personalizar tus propios sellos y hacer unas etiquetas, tarjetas, postales, o lo que se te ocurra, completamente a tu gusto, al menos para mí, no tiene precio. Estoy deseando tener un poco de tiempo y trastearlo todo lo que pueda, hacer mil sellos, incluso de otras siluetas de las que no vienen en las láminas de ejemplo… Además, desde el pasado día 7 y hasta el próximo día 31 de enero, Crafty Box está de rebajas, con descuentos que rondan el 20%.

Con el tiempo os enseñaré las ideas que he ido llevando a cabo gracias a los sellitos de goma :)

Pros de Crafty Box:

  • La caja trae TODO. Por decir una cosa que falte, le falta pegamento para pegar la goma a la pieza de madera. Pero, ¿quién no tiene pegamento en casa? Yo lo he pegado con una barra de pegamento de las del cole y me ha quedado genial.
  • Las explicaciones. Todas las instrucciones que trae la caja son clarísimas, y por si fuera poco, hay algo más de ayuda en su web. Y si esto fuera todavía poco, Pat imparte talleres, hizo uno el pasado diciembre en Zaragoza… y ésa es la pega, que me pilla lejos :(
  • La variedad de ideas que ofrece. Y con esto no me refiero sólo a la caja de carvado de sellos, sino a todo lo que hay en su web. Seguro que si la miráis, encontráis algo que os gustaría hacer.
  • La relación calidad-precio. Si bien es cierto que yo no he pagado la caja porque ha sido un regalo, sé lo que cuesta, y no es tanto si tenemos en cuenta la calidad de los materiales que trae (marcas de renombre, tanto en las gomas, como en las herramientas y en las tintas), y todo lo que podemos hacer con ella.

Contras de Crafty Box:

  • No es apto para las “no mañosas”. Y ojo, aquí no quiero faltar el respeto a nadie. Creo que soy MUY POCO mañosa, y a la vista está viendo cómo ha quedado la parte de atrás de mi sello, pero en mi caso, es que le pongo mucha ilusión. Pero si no tienes paciencia o estas cosas se te dan mal, o le pones ganas… o pierdes los nervios.

¡Hasta el próximo post!

Principio de página