La lana del mes: DMC Goa

¡Hola a todas!

Me alegra volver a publicar los posts de la lana del mes, es de mis secciones favoritas, y como flamante retorno no podía elegir cualquier lana, tenía que ser una muy especial, así que no lo dudé un momento: la afortunada fue la DMC Goa.

Os contaré de ella que fue una lana que me gustó en foto y me enamoró en vivo. La vi en la sección de rebajas hace ya algunos meses de una página web, y su imagen ya te daba una idea de lo esponjosa y suavecita que era. ¡Tenía que comprarla! Y aunque tardé bastante en darle uso, estoy contentísima con el resultado.

Los ovillos de la DMC Goa son, como os digo, esponjosos, suaves, ovalados y muy apetitosos. Una tejedora que se precie los mira y se muere por generar prendas con ellos. Con un peso de 50 gramos, lo que más llama la atención es su hebra, gruesa y desigual, lo que le da un toque de artesanía, de no ser lana industrial áspera y regular. Además, cada ovillo goza varias tonalidades a lo largo de su hebra, lo cual la hace todavía más especial, dando un toque precioso a todas las prendas tejidas con ella. De este modo, en mi ovillo de muestra, la la lana era beige, combinada con tonos blancos. Por eso cuando la tejí, el ribete blanco le quedó fenomenal.

Para trabajar con ella se necesitan agujas del 6 o del 7, lo mismo que para trabajarla con ganchillo. Con un gancho del 6½ pude tejer un chulísimo sombrero vintage (que subiré pronto a la tienda online, porque ya tengo hecho otro listo para su distribución), que fue la maravillosa creación que salió como resultado de este ovillo tan precioso.

IMG_2786

La DMC Goa está compuesta en un 60% de lana y en un 40% poliéster, lo cual le da una agradable sensación suave que no molesta en la piel y que conserva todo el calor, dejando fuera el frío del invierno. Para lavar esta lana, es necesario hacerlo a mano, a una temperatura máxima de 30 grados.

La parte mala de esta lana, es que parece que está en proceso de descatalogación. Ya no aparece en la página web de DMC y está disponible sólo en algunas tiendas.

Pros de la DMC Goa:

  • Su grosor. El hecho de que sea desigual es una de las cosas que más me gusta. Supongo que hay gente que prefiere una hebra homogénea, pero a mí este tipo de lanas, que parece tan artesanal, me chifla.
  • Los colores de su hebra. Otro de los pluses que va por gustos, pero a mí esto me encanta. Que se distingan varios colores da mucho juego.

Contras de la DMC Goa:

  • Su incipiente descatalogación. Parece ser que son los últimos ovillos que quedan de esta lana, así que ¡hay que aprovechar!

Puedes consultar última lana del mes publicada aquí.

¡Hasta el próximo post!

La lana del mes: Katia Artico

¡Hola a todas!

Vengo con mucha demora, el post debería haber sido publicado hace unos días, pero desde que empecé hace un mes y medio una nueva etapa profesional, apenas tengo tiempo de nada. En cuanto esté acomodada en mi nuevo puesto, espero que todo vuelva a la normalidad, en la medida de lo posible.

A lo que íbamos… ¡toca lana del mes! Y con el frío que está haciendo estos días, el cuerpo me pedía una lana gruesa, esponjosa y calentita… y los ojos se me fueron a la Katia Artico, ¡os encantará! ¡Y no está nada mal como broche final del año a las lanas del mes!

Lo primero que llama la atención de esta lana es el enoooooorme tamaño de sus ovillos. Comparados con ovillos de lanas gruesas normales, ¡son gigantes! Y si los comparamos con una moneda de euro… El euro parece un débil centimillo.

IMG_5353Y es que los ovillos de la Katia Artico contienen nada menos que 200 gramos de lana, repartidos en 100 metros de lana realmente gruesa. Para una tejedora, sostener y contemplar uno de estos ovillos es soñar pensando en la increíble cantidad de cosas que se pueden hacer con él: desde cuellos calidísimos hasta enormes mantas bajo las que guarecerse en el sofá.

Llegó a mis manos cuando iba buscando una lana extragruesa para tejer un cuello sin tener que recurrir a lanas buenas, pero más inaccesibles, como la WAK The Wool (pincha para leer su review). En la tienda de lanas del barrio me recomendaron sin dudar la Katia Artico y aluciné con su tamaño, su tacto, y sus posibilidades. Su aspecto es ligeramente trenzado, como si tras trenzar las hebras se hincharan y disimularan esta técnica, haciéndolas una sola.

Su composición es 100% acrílico, lo cual la sitúa en la frontera entre el amor y el odio de las que amamos la lana, y las que la odian porque les causa molestia en la piel. El acrílico no sólo no irrita, también es más fácil de lavar y es más ligero, y supongo que en ello pensaron sus creadores.

La gama de colores de la Katia Artico se compone de 23 tonos, lo cual no está nada mal si tenemos en cuenta que las lanas tan gruesas siempre salen al mercado con poca variedad de color. Incluye opciones para todos los gustos: cálidos y fríos, llamativos y suaves. ¡Todo el mundo contento en invierno!

Su grosor hace que para trabajar con ella se utilicen agujas del 10 o del 12, que aunque puedan ser un poco molestas por su tamaño y peso, la ligereza de esta lana hace que el trabajo sea muy fluido. Y su aspecto una vez tejida, no puede ser más cálido, esponjoso y apetecible, ¡no diga invierno, diga Katia Artico!

descarga

Las prendas tejidas con la Katia Artico pueden lavarse a máquina, a un máximo de 30 grados, e incluso se pueden planchar a baja temperatura.

Pros de la Katia Artico:

  • Su grosor. No es el típico ovillo de hebra gruesa, es de hebra ¡MUY GRUESA! Y eso es una pasada.
  • Su calidez. La capacidad de retener el calor de esta lana es indiscutible.
  • Su relación calidad-precio. Sin olvidar que es una lana acrílica, su precio es muy razonable: ronda los 7 euros, ¡por 200 gramos de lana!
  • Su gama de colores. Una gama de colores nada despreciable para una lana tan gruesa, cuya variedad tonal suele ser más bien escasa.
  • Su aspecto. Es una hebra trenzada, que sin embargo, parece una sola.

Contras de la Artico:

  • Su composición. Si bien su precio y su peso son muy buenos, no deja de ser una lana acrílica, muy amada por los alérgicos, pero de fabricación realmente económica.

Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.

¡Hasta el próximo post!

La lana del mes: Schoppel Wolle Miro 8fach

¡Buenos días a todas!

Menos mal que los posts de la lana del mes se escriben (o se leen) y no se pronuncian en voz alta, porque en el caso de este mes… ¡vaya tela!

La Schoppel Wolle Miro 8fach tiene un nombre complicado de mencionar, al menos para nosotros los españoles, pero sin embargo, todo lo que tiene de complicada, lo tiene de bonita.

Un ovillo tan precioso llegó a mis manos gracias a una campaña de descuentos en la tienda online de Sweet Sixteen Craft Store (tienda que por cierto, os recomiendo por la accesibilidad de sus encargadas, ¡unas cracks!). Me cogió en un día que quería experimentar y aproveché las ofertas que tenían, cogiendo ésta y otras lanas que no conocía. Y tengo que adelantaros que la Schoppel Wolle Miro 8fach (vamos a llamarla Miro 8fach a secas para evitarnos un eterno post) mereció mucho la pena.

Schoppel es un fabricante alemán de lanas cuyo logo es un gato negro abrazado a un ovillo (y sí, admito que esto me influyó para comprar sus ovillos), que además tiene una gran variedad de lanas que incluye lanas ecológicas, lo que despierta especialmente mi interés. La Miro 8fach pertenece a su categoría de lanas de primavera-verano, donde encontramos lanas muy livianas y coloridas.

Los ovillos de la Miro 8fach vienen presentados en preciosos ovillos redondos de 50 gramos, que incluyen aproximadamente 70 metros de lana multicolor, con su maravillosa etiqueta que me encanta del gato (que me recuerda a mi Zeus, por sus grandes ojos y lo gordito que es). Su composición es 50% algodón y 50% acrílico, y al tacto es especialmente suave. Visualmente es muy bonita, no sólo por su hebra multicolor, sino también por sus trazos blancos, que ponen la guinda a una lana de por sí muy vistosa. Y también su grosor es muy especial, ni muy gordita ni muy fina, con una peculiaridad elasticidad que dota a las prendas de un aspecto esponjoso y cálido, algo no muy común en ovillos de algodón.

schoppel-wolle-miro1

Su gama de colores es difícil de encontrar dado que en la página web del fabricante no hay mucha información, quizá la estén descatalogando. De hecho, sólo indican dos colores y ninguno de ellos es el que os muestro en las fotos. Sin embargo, indagando un poco he podido comprobar que existen al menos 6 tonalidades diferentes, casi todas ellas en tonos claros: crema, rosa, verde. azul, menta…

Su aspecto una vez tejida es una pasada gracias no sólo a sus colores, sino también a su suavidad, a lo homogénea que es su hebra y a su originalidad. Además, trabajar con ella es muy plancentero porque tiene cierta elasticidad, que te permite apretar bien el punto sin que luego el tejido parezca tenso. Utilizar la Miro 8fach para amigurumis da lugar a monerías como ésta:

schoppel-wolle-miro3

Para trabajar con esta lana se recomiendan agujas del 5 o 6. La preciosa perita fue tejida con un ganchillo del 5 y fue estupendo, gracias además a su ya mencionada elasticidad.

Las prendas tejidas con la Miro 8fach se pueden lavar a máquina a un máximo de 30 grados, y como siempre, se recomienda que se sequen en horizontal para no deformar la prenda.

Pros de la Schoppel Wolle Miro 8fach:

  • Su grosor. Es perfecto, porque no es muy grueso como las lanas bulky, ni tampoco es muy fino como es característico en los ovillos de algodón.
  • Su originalidad. Su hebra multicolor con tonos suaves es una auténtica pasada.
  • Su relación calidad-precio. Cada ovillo ronda los 4 euros, un precio no demasiado elevado para lo bonita que es y lo bien que se teje con ella.
  • Su elasticidad. Muy útil, y algo increíblemente curioso que no se da en muchas lanas.
  • Su esponjosidad. Que viene dada por su elasticidad, ya que la prenda tejida queda esponjosa cuando su elástica hebra se recoge.

Contras de la Schoppel Wolle Miro 8fach:

  • Su escasa información. Desgraciadamente ni el fabricante ni los distribuidores dan muchos datos sobre esta lana. Es realmente una pena, por lo bonita que es y lo mucho que merece la pena.
  • Su gama de colores. Dada su escasa información, no sabemos mucho sobre su gama. Pero parece que no son muchos los colores que la integran.
  • Su accesibilidad. Al ser alemana y poco conocida, no hay muchos distribuidores, al menos en España, que la vendan.

Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.

¡Hasta el próximo post!

La lana del mes: WAK Cotton Wool

¡Hola a todas!

Se me hace raro volver a escribir sobre lanas del mes después de dos meses, pero vuelvo con muchas ganas de hablaros sobre una lana muy especial para mí. Las cálidas temperaturas de Septiembre todavía piden prendas livianas, frescas, bonitas y coloridas. Y por eso, he elegido para este mes la WAK Cotton Wool.

Perteneciente al escaso y selecto grupo de lanas de We Are Knitters, la WAK Cotton Wool es el único modelo de algodón que comercializan. Su composición es 100% algodón traído de Perú (tal como indican en su web). Su hebra, como la mayoría de los ovillos de algodón, está compuesta de varias hilaturas más finas, muy compactas y unidas en comparación con otras marcas.

Viene presentada en grandes ovillos de 100 gramos que recuerdan a los propios ovillos de lana, no sólo por su peso, sino también por su grosor, mayor que la media de algodones del mercado. Sus 212 metros de hilo hacen que cunda muchísimo y puedas hacer varios accesorios con un sólo ovillo, o que necesites pocos para hacer prendas más grandes, como una blusa calada.

IMG_3172

Su gama de colores abarca 20 tonos, bastante variados para ser tan pocos, ya que incluyen los colores básicos, bastantes tonos pastel y algún que otro tono flúor. Algunos colores, como el salmón y el menta se agotan enseguida, por lo que hay que estar muy pendiente para conseguirlos.

Las prendas tejidas con la WAK Cotton Wool  deben lavarse preferiblemente a mano, con agua fría y jabón suave, y secarlas en horizontal sin retorcerlas. No se debe usar en ningún caso lejía ni secadora.

Las agujas recomendadas para tejer con ella son las del 4 como mínimo. Yo suelo usar las del 5 y las prendas quedan como un guante. Y para ganchillo, uso del 3’5 o 4. La primera perita que tejí, Nora, está tejida con algodón WAK Cotton Wool.

IMG_6352

Al tener una hebra tan compacta, su aspecto una vez tejida es maravilloso. Es suave al tacto, homogénea a la vista, y es un auténtico placer llevarla puesta.

Pros de la WAK Cotton Wool:

  • Su grosor. No es el típico ovillo de hebra finita, sino que tiene un grosor medio que la hace única.
  • Su peso. Viene presentada en ovillos de 100 gramos, dos veces el peso de la mayoría del resto de modelos.
  • Su hebra compacta. Al trabajar por ella, especialmente en crochet, sus hilaturas no se separan, forman una perfecta hebra con la que es muy sencillo tejer.
  • Su gama de colores. Aunque puedan parecer pocos, su variedad es la clave: hay para todos los gustos.

Contras de la WAK Cotton Wool:

  • Su precio. Si bien su calidad y su peso son razonables, casi 9 euros por ovillo es algo exagerado. Merece la pena comprarlo a través del kit.
  • Su accesibilidad. Sólo se pueden comprar a través de su web, aunque de vez en cuando algunos PopUp Markets disponen de sus productos de forma física.

Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.

¡Hasta el próximo post!

La lana del mes: DMC Natura Just Cotton XL

¡Hola a todas!

Ya hacía mucho tiempo que tenía muchas ganas de trabajar con la hermana mayor de la Natura Just Cotton. ¿Os acordais que fue la lana del mes hace justo un año? Lo lógico era que en el aniversario de su presentación, la lana del mes fuera su familiar más directa: la DMC Natura Just Cotton XL.

Sus ovillos son como una versión aumentada de su hermana menor, casi idénticos salvando el tamaño. Vienen presentados con la misma etiqueta equivalente y con un peso de 100 gramos, que incluye aproximadamente 75 metros de lana, o algodón, en este caso.

A grandes rasgos, como os digo, es prácticamente igual que su homóloga menor, con la obvia diferencia de que es más grande. Compuesta de varias hilaturas más pequeñas que conforman su gigante hebra, el aspecto que tiene es el de un ovillito de algodón aumentado. Y una vez tejida, es exactamente igual: como una variante inmensa de una prenda tejida con algodón fino. Tan original como bonita. Con la Natura Just Cotton XL he tejido una pera de amigurumi que además de ser preciosa, tiene el puntazo de ser casi a tamaño real (y digo casi, porque es un poco grande, pero yo he visto peras así de grandes). ¿Veis el resultado? Una auténtica monería.

JustCottonXL1

Os adelanto que esta pera estará disponible muy pronto en la shop online en una nueva sección de Amigurumis :)

La Natura Just Cotton XL está compuesta de 100% algodón, como su propio nombre indica. Su aspecto es mate, lo que dota de originalidad a las prendas, y también muy suave, demostrando la calidad de sus materiales. Tejer con ella es una gozada en cuanto a solidez (su hebra rara vez se deshilacha o se descompone mientras la trabajas) y en cuanto a fluidez, es increíblemente rápida sobre las agujas, a pesar de ser tan gruesa.

Las agujas recomendadas para trabajar con ella son las del 6, y para ganchillo, del 6 o 7, aunque yo tejí la pera sin ningún problema con un ganchillo del 5. ¿Veis la novedad? A partir de ahora, las lanas del mes también incluirán sus medidas recomendadas de ganchillo.

JustCottonXL2

Su gama de colores se compone de 30 tonos que comprenden prácticamente todo el abanico de gustos de cualquier tejedora: colores vivos, apagados, alegres y pasteles. A estos 30 tonos hay que sumarles los recientes 8 colores de la colección Yummy, que como su propio nombre propone, son increíblemente apetecibles.

Las prendas tejidas con la Natura Just Cotton XL deben lavarse a 30 grados y se pueden planchar a un máximo de 110 grados.

Pros de la Natura Just Cotton XL:

  • Su gama de colores. Aunque 30 no son muchos para un ovillo de algodón (suelen tener más), no está nada mal porque incluye colores para todos los gustos… ¡y además los Yummy!
  • Es compacta. Con otros ovillos compuestos por hilaturas más finas, es muy normal atravesarlos sin querer con las agujas. Esto no suele ocurrir con la Natura Just Cotton XL.
  • Su originalidad. Rara vez se ve un ovillo de algodón tan grande y tan parecido a los pequeños.

Contras de la Natura Just Cotton XL:

  • Su relación calidad-precio. Es algodón muy bueno y de calidad. Pero quizá su precio (unos 7-8 euros) es demasiado elevado y poco asequible para muchas tejedoras.

Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.

Por cierto, os quería comentar que el próximo mes estaré de vacaciones, y aunque la web seguirá operativa y podréis seguir haciendo pedidos, no habrá post de la lana del mes. ¡No os perdáis el de septiembre!

¡Hasta el próximo post!

La lana del mes: Drops Cotton Light

¡Hola a todas!

Junio es el primer mes del verano (aunque el verano realmente le coma a Junio sólo una semana) y se merece una lana del mes ligera y fresquita. Por ello, he seleccionado la Drops Cotton Light.

Lo primero que llama la atención es lo claras que se ven sus hilaturas en la hebra. Sus ovillos, presentados con el aspecto común ovalado, tienen un peso de 50 gramos y son muy visuales, al llevar una tímida y mona etiqueta blanca como único recubrimiento. Como os decía, destacan las hilaturas que componen la hebra, especialmente cuando retiras la etiqueta y empiezas a trabajar con ella.

Su composición es 50% algodón y 50% poliéster, lo que hace que las prendas tejidas con esta lana sean más ligeras que las tejidas con un ovillo 100% algodón (porque las hebras de poliéster pesan menos – de ahí que su nombre sea Cotton Light). Otra de las ventajas del poliéster es que no absorbe la humedad tanto como el algodón, por lo que es perfecta para prendas transpirables, adecuadas incluso para los días más calurosos del verano.

Su gama de colores se compone de 25 tonos, y quizá sean pocos si los comparamos con otros ovillos similares que traen muchos más. A su favor os diré que en 25 tonos hay de todo: desde colores para adultos (marrones, cremas, grises) hasta colores vivos, pasando por los tonos pastel. En definitiva, una gama de colores quizá corta, pero bien aprovechada.

Las prendas tejidas con la Drops Cotton Light tienen un aspecto original, puesto que además de ser bastante uniformes, tienen el plus de distinguirse las hebras entre los puntos. Dichas prendas deben lavarse en ciclos delicados a una temperatura máxima de 40 grados.

CottonLight

Pros de la Cotton Light:

  • Su originalidad. El efecto creado en las prendas tejidas es la mar de bonito.
  • Su ligereza. Obtenida gracias a su composición, la convierte en una lana perfecta para prendas veraniegas.
  • Su precio. Los ovillos de esta lana se encuentran desde 1,20 euros, un precio realmente asequible, especialmente si se quieren tejer prendas grandes, como blusas caladas y veraniegas.

Contras de la Cotton Light:

  • Es ruda. Con esto quiero decir que, especialmente al trabajarla con agujas de madera, cuesta un poco pasar los puntos.
  • Su fragilidad. En según qué movimientos, las hilaturas de la hebra se separan y al pasar un punto, en ocasiones pasas sólo algunas de las hilaturas, no toda la hebra. Esto, a parte de afear la labor, es un poco estresante.
  • Su gama de colores. Especialmente corta en relación con ovillos similares.
  • Como todas las lanas Drops, es bastante inaccesible en cuanto a compra. Eso es algo que ya se ha comentado en otros posts de la Lana del Mes, aplicable a todas las lanas de esta marca.

Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.

¡Hasta el próximo post!

Lanas recicladas

¡Hola a todas!

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra hoy, os invito a que leáis este interesante post que habla sobre lanas recicladas. Pero un momento… ¿las lanas se pueden reciclar? ¿de qué manera?

Cuando uno piensa en reciclar lana, a priori se imagina deshaciendo una prenda tejida para reutilizar la lana en otra prenda. Esto en sí es reciclar, pero esta lana puede estar tan utilizada que no merece la pena volver a usarla. Hay procesos caseros, que consisten en deshilachar, lavar con cuidado, dejar secar a la sombra y ovillar, que pueden mantener en cierto modo la calidad de la lana usada en una vieja prenda para hacer una nueva. Sin embargo, la lana resultante suele ser ruda, débil y áspera y no es recomendable usarla para prendas que uno se vaya a poner, porque irritan la piel.

El proceso correcto de reciclaje consiste en aprovechar los restos que se generan en el proceso de transformar las fibras en ovillos. En general estos restos son deshechados, pero pueden conservarse con el fin de convertirlos en un nuevo ovillo. Obviamente estos restos son hebras débiles y cortas que necesitan pasar de nuevo por la cardadora y en ocasiones, requieren de hebras adicionales que ayuden a mantener la resistencia y firmeza de la lana. Por lo general, se le suele añadir algodón, nylon o lanas nuevas, que contribuyen a restar fragilidad a la lana cuando es tejida.

Posteriormente se tiñen y se ovillan, obteniendo como resultado una lana reciclada, eco-friendly y que contribuye al ahorro económico y al mantenimiento del medio ambiente.

Existe la creencia de que una lana reciclada nunca será tan suave, resistente y duradera como una lana nueva, pero con los avances y técnicas que se aplican actualmente, las diferencias son bien pocas y responden muy bien a los procesos de tejido.

Algunos modelos de lanas recicladas son los siguientes:

  • Drops ♥ You #5. Un modelo de lana no permanente, de carácter temporal, cuyos ovillos de 50 gramos se componen de 100% algodón proveniente de restos reciclados de otras lanas. Tiene un fabuloso precio aproximado de 1 euro por ovillo, y una preciosa gama de colores que incluye 18 tonos.
  • Schoppel Wolle Relikt. Presentada en ovillos de 50 gramos, esta lana se compone de un 70% lana virgen y 30% nylon. Procede de restos de otro de sus modelos (la Zauberball), a los que se le añade nylon para dotar de más resistencia a la lana. Está disponible en 9 colores.
  • Ellie’s Reclaimed Cashmere. Compuesta de 100% cashmere, esta lana proviene de prendas de ropa utilizadas que se han deshilado y sometido a un ecológico proceso en el que se han lavado con un jabón especial y se han vuelto a hilar asociando colores, dando lugar a originales ovillos con preciosos reflejos y tonos y haciendo que cada uno de esos ovillos sea único.

Sin embargo, hay otro modo de reciclar lanas, mucho más casero, que consiste en utilizar todos los cabos sobrantes para realizar algo nuevo. Ése es uno de mis proyectos pendientes, utilizar los pequeños trozos sobrantes de lana, los que no te dan para hacer ninguna pieza completa, y hacer con ellos pequeños cuadrados con el fin de montar una manta y utilizarla, por ejemplo, para habilitar una camita para mis gatos. ¡Espero conseguirlo este verano, con más tiempo libre!

¡Hasta el próximo post!

La lana del mes: Drops Muskat

¡Hola a todas!

Como ya os adelanté en la newsletter, la lana de este mes sería especial, dejando atrás las gruesas lanas para temporadas frísa. Relacionada con los colores de esta temporada y con las agradables temperaturas recientes, he decidido seleccionar la preciosa, liviana y versátil Drops Muskat.

A primera vista, la Drops Muskat es una lana normal, fina, suave y fresca para prendas de entretiempo y verano. Sin embargo, bajo su aspecto aparentemente común y normal, se esconde una verdadera joyita. Si nos fijamos bien, sus ovillos tienen un brillo especial que dota a las prendas de una original singularidad.

Muskat

El brillo de su hebra no hace que las prendas brillen en sí, sino que da la sensación de que están vivas, que no es un tono apagado que da como resultado una prenda mate. Es un toque especial, como satinado, perceptible sobretodo a la luz del sol y al tacto.

Sus ovillos, de 50 gramos de peso, son ovalados y mulliditos. Dejan ver las múltiples hilaturas que componen la hebra de la Drops Muskat. Sus 100 metros de largo los convierten en una lana que realmente cunde, y con un sólo ovillo sale perfectamente un turbante.

Su composición es 100% algodón egipcio mercerizado, un algodón cuyas fibras han sido tratadas químicamente para otorgarles estabilidad, resistencia y brillo. Es una lana ideal para blusas caladitas, turbantes livianos de verano y también para hacer amigurumis.

Su gama de colores incluye la nada despreciable cifra de 53 tonos, entre los que caben colores para todos los gustos, vivos y suaves, alegres y apagados.

El fabricante recomienda unas agujas del 4 para trabajar con ella. A mí, que me gustan las cosas a lo grande, estoy utilizando unas del 8 para crear una blusa caladita de verano. ¡Espero terminarla antes de que llegue Septiembre!

Las prendas tejidas con la Drops Muskat deben lavarse con el ciclo delicado de la lavadora, a una temperatura máxima de 40º.

Pros de la Muskat:

  • Su tacto. Los ovillos de algodón son suaves de por sí, pero el acabado de esta lana convierte las prendas en auténticas delicias, suaves no sólo al tacto con las manos, sino también sobre la piel.
  • Su brillo. No sólo otorga a las prendas tejidas ese toque especial, sino que además es una lana perfecta para el crochet y los amigurumis.
  • Su gama de colores. Normalmente los ovillos de algodón traen muchos tonos y así es el caso de la Drops Muskat. 53 tonos preciosos y variados.
  • Su precio. Tiene un precio realmente económico que ronda los 2,50€, muy recomendable para la calidad de sus ovillos.

Contras de la Muskat:

  • Su roce con algunas agujas. Esto es una pega ínfima, por escribir alguna, pero con según qué agujas (especialmente con algunas de madera), cuesta un poco que se deslice correctamente, no es tan fluida como otras lanas. Pero basta con cambiar de agujas ¡y listo!
  • Como todas las lanas Drops, es bastante inaccesible en cuanto a compra. Eso es algo que ya se ha comentado en otros posts de la Lana del Mes, aplicable a todas las lanas de esta marca.

Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.

¡Hasta el próximo post!

La lana del mes: Drops Eskimo

¡Hola a todas!

El mes de diciembre se presenta muy frío y acompañado de mi época favorita del año: ¡la Navidad! Con sus decoraciones, sus villancicos, sus regalos, su ambiente cálido y  frío a la vez… ¡¡me encanta!!

Por ello, la lana de este mes es gruesa, esponjosa, muy calentita y variada: es la Drops Eskimo. Ideal para prendas muy invernales por su grosor y su gran capacidad de contener el calor.

Los mullidos ovillos de esta lana vienen presentados en la típica forma ovalada, con un peso de 50 gramos. Su gama de colores es de mis favoritas, puesto que tiene 30 tonalidades (lo cual no está nada mal) entre las que hay ovillos de colores muy vivos y llamativos, que como sabéis, son los que más me gustan. En la Eskimo vienen lanas de alegres tonos verdes, aguamarina, y rojos, morados y magentas que, aunque no sé si me atrevería a lucirlos, se salen completamente de los típicos colores de lana de invierno en tonos beiges, grises, marrones y negros.

Su composición es 100% lana, cuya gruesa y redonda hebra está hecha de infinitas hilaturas delicadas, lo cual confiere una gran calidez a la lana y a la vez, una gran fragilidad. Con estirar los dos extremos de un pedazo de esta lana con relativa fuerza, comprobaremos que se deshace fácilmente, por lo que hay que tener cuidado cuando se trabaja con ella.

Como muchas otras lanas Drops (por ejemplo, la Drops Fabel Print), la Eskimo forma parte de una gran familia:

  • Drops Eskimo Uni Color. Cada ovillo es de un color uniforme, de la que hablamos en este post.
  • Drops Eskimo Mix. La composición de cada ovillo está hecha con hebras de dos colores, dando un toque original al ovillo. Hay 11 colores diferentes.
  • Drops Eskimo Print. Tiene variaciones de color a lo largo de la hebra, con estilo muy similar a la Fabel Print. Combinaciones de color muy originales que dan lugar a 7 ovillos en esta gama.
  • Drops Eskimo Degradé. Con variaciones de color muy sutiles a lo largo de la hebra, con tonos muy similares y suaves; tiene 3 modelos diferentes.
  • Drops Eskimo Tweed. Tiene motitas, que recuerdan mucho a la Katia Merino Tweed. Tiene 10 variantes, entre las que destaca especialmente el verde pino.

Eskimo

Para tejer con la Eskimo se recomiendan unas agujas del 8, que son precisamente las que suelo utilizar yo cuando trabajo con ella. Las prendas tejidas con esta lana tienen un aspecto como digo, esponjoso, increíblemente cálido y podría decir que recuerda incluso un poco a las prendas de peluche. Sin embargo, su sensación en la piel no es tan suave como aparenta; en mi humilde opinión, esta lana pica un poquito en la piel, sin que llegue a resultar realmente molesto. Las prendas deben lavarse a mano, a una temperatura máxima de 30 grados; y deben secarse en horizontal.

Eskimo2

Pros de la Eskimo:

  • Su calidez. Su grosor y composición contribuyen a que, si utilizas las agujas adecuadas, tejerás cosas que no sólo protegen del frío, sino que además conservan tu calor corporal como pocas lo consiguen.
  • Su relación calidad-precio. Y esto, según se mire, es también un punto negativo. A favor os puedo decir que es un precio bastante económico para la calidez de las prendas que se pueden tejer con ella. Por un precio más que asequible, te aseguras que no pasarás frío.
  • Su gama de colores. Creo que es un gordísimo punto a favor de esta lana, ¿en cuántas echamos de menos algo más que no sea gris, marrón, tonos apagados…? Por fin una lana de invierno apta para todos los gustos.
  • Su gran familia. Además de tener colores que otras lanas no tienen, la Eskimo tiene hermanas tan variadas que es imposible que no te guste ninguna.

Contras de la Eskimo:

  • Su fragilidad. El gran punto en contra de esta lana es la composición de su hebra, que es delicada para tratarla con estiramientos.
  • Su relación calidad-precio. Y es que el precio de la Drops Eskimo nos parece caro si tenemos en cuenta lo relativamente fácil que es que se deshaga mientras trabajas con ella. Has de ser muy hábil y paciente para no quebrarla, especialmente cuando estás cosiendo la labor.
  • Su sensación en la piel. Al ser lana 100% pica un poquito, aunque no es realmente molesta.
  • Como todas las lanas Drops, es bastante inaccesible en cuanto a compra. Eso es algo que ya se ha comentado en otros posts de la Lana del Mes, aplicable a todas las lanas de esta marca.

Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.

¡Hasta el próximo post!

La lana del mes: Drops Andes

¡Hola a todas!

Con la lana del mes que os traigo hoy, esta serie de posts mensuales ¡cumple un año! Me hace mucha ilusión, porque es una de mis tareas favoritas.

El mes de noviembre del pasado año, al inaugurar esta sección mensual, os traje una lana especial para mí, ¿os acordáis de la Katia Merino Tweed? Y este mes, al ser una edición especial, no quería traeros cualquier lana. Así que he seleccionado deliberadamente una de mis favoritas, de las que más utilizo, una lana gruesa caliente, bonita y práctica: la Drops Andes.

Es una lana gruesa, compuesta por dos hebras entrelazadas entre sí, dando como resultado prendas bonitas, uniformes y originales. Sus ovillos son esponjosos, con una pequeña etiqueta marrón que realza la belleza de su hebra. Son ovillos de 100 gramos cuya lana está compuesta en un 65% de lana y un 35% de alpaca, fabricados en Perú, de ahí su nombre.

Andes

El fabricante afirma que las fibras de la lana que componen la Drops Andes no han sido tratadas químicamente, únicamente han sido lavadas antes del teñido. Este proceso le da más naturalidad a su hebra, restando la sensación de llevar algo sintético. Para lavar las prendas tejidas con esta lana, hay que hacerlo a mano, a una temperatura máxima de 30 grados, y secar, como siempre, en horizontal.

Un total de 25 tonos completan su gama de colores, que incluyen todos los tonos básicos y algunos tan bonitos y originales como el rosado antiguo y el verde grisáceo claro. Las agujas recomendadas para trabajar con ella son las del 9, aunque personalmente suelo utilizar las del 8 sobretodo para tejer los mitones, que quedan muy tupidos, dando mayor sensación de calor a la prenda cuando la llevas puesta.

Tiene una hermana gemela, la Drops Andes Mix, que tiene hebras de distinto color en su composición, dando un aspecto precioso a la lana. Destaca el gris oscuro, que con pequeñas hebras blancas, tiene un toque canoso de lo más original.

Y para destacarla todavía más, está en oferta hasta final de año en todos los distribuidores Drops, junto con todos los modelos de lana Alpaca, con un 25% de descuento, en la campaña Drops Alpaca Party.

Pros de la Andes:

  • Su relación calidad-precio. Si bien es verdad que no es una lana barata, su calidad y acabado son excelentes. Además, al ser ovillos de 96 metros, cunden muchísimo.
  • Su aspecto esponjoso. Sólo hay que mirar una prenda tejida con la Drops Andes para saber que es cálida y esponjosa a más no poder. Que no vas a pasar frío y vas a conservar el calor como nadie, con esta prenda puesta.
  • Su “hermana” Andes Mix. Es todo un gustazo que haya una lana como la Andes, pero con unas pequeñísimas hebras de un color distinto que dotan a la prenda de gran originalidad.
  • Su gama de colores. 25 tonos pueden parecer pocos a priori, pero teniendo en cuenta que están los básicos y algún color especial, realmente no es necesario nada más. Además considero que con una lana de este grosor se hacen prendas de frío invierno, que no dan lugar a colores demasiado vivos, sino más bien tonos suaves.

Contras de la Andes:

  • Su sensación en la piel. A pesar de que el fabricante afirma que su composición de alpaca dota de suavidad a la lana, me siento en desacuerdo, puesto que creo que la alpaca “pica” un poco, al menos para pieles sensibles que protestan rápido como la mía.
  • Como todas las lanas Drops, es bastante inaccesible en cuanto a compra. Eso es algo que ya se ha comentado en otros posts de la Lana del Mes, aplicable a todas las lanas de esta marca.
Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.
¡Hasta el próximo post!
Principio de página