Primer aniversario web

¡Hola a todas!

El próximo sábado 31 de enero la web de Mao Jewels cumple un año. Un año que ha sido fantástico, ya os lo comenté en el post sobre el reciclaje de propósitos, y he querido celebrarlo con todas vosotras organizando un sorteo que seguro que os encantará.

Podría pedir que participarais en el sorteo compartiendo la página y así consiguiendo más fans. Y eso me encantaría (lo de conseguir más gente que me conozca) pero me parece un poco obligaros a que me hagáis publicidad gratuita, y no me gusta ser spam ni molestar. Me gusta que os guste lo que hago y que os quedéis aquí porque queréis.

Así que para participar en este sorteo especial de aniversario, tan sólo tenéis que ser fans de la página de facebook de Mao Jewels (que supongo que ya lo sois) y comentar en la imagen de facebook (pinchando aquí) cuál es el post que más os ha gustado, y por qué. Tened en cuenta que podéis elegir de todos los posts que se han escrito desde la nueva web (los anteriores, aunque estén publicados en esta web, no cuentan porque vienen de la anterior). Así que tenéis que comentar eligiendo uno de la siguiente lista (podéis pinchar en cada título para volver a leer el post):

Recordad que no sólo es comentarlo, sino también contar un poco el porqué, aunque sea una breve explicación al estilo “porque hablas de scrap y me encanta”.

Y entre todos los que comenten, se sorteará un modelo nuevo en primicia, que salió esta misma semana: el cuello Ragdoll, tejido en lana muy gruesa, con agujas del 15, ¡en el color que prefiera la ganadora!

Ragdoll

Las reglas son muy sencillas:

  1. Como he dicho, hay que ser fans de la página y además comentar la imagen. Ambas condiciones son indispensables.
  2. Obviamente, sólo se permite un comentario por persona. Si hay alguna persona que comenta dos o más veces, sólo contará con una participación.
  3. Cuando escribáis el motivo por el que cada post es vuestro favorito, por favor sed sinceras. En otras páginas se premia a la originalidad, pero yo quiero alimentarme de vuestras opiniones para mejorar.
  4. Podéis compartir la imagen si queréis, para invitar a vuestras amigas a que también participen. Pero compartir la imagen no es obligatorio ni decisivo para la participación en el sorteo.
  5. No hay límite de días, podéis comentar la imagen desde hoy hasta el día del sorteo, que será el lunes a las 12 del mediodía. Entrarán todos los comentarios escritos desde que se publique la imagen hasta el lunes 2 de febrero a las 12 horas.
  6. Los resultados se publicarán el mismo lunes, aproximadamente a primera hora de la tarde en la página de facebook de Mao Jewels. ¡Una agradable sorpresa para la hora del café!
  7. El/La ganador/a deberá ponerse en contacto con mi correo electrónico marta@maojewels.com para dar sus datos donde poder enviar el premio. En caso de que, pasados tres días, no haya comunicación (ni por e-mail ni por ninguna otra vía), se procederá a la repetición del sorteo.

¡Muchísima suerte a todas!

Tiendas bonitas en Barcelona

¡Hola a todas!

Con motivo de mi visita hace unos días a Barcelona por el Taller de chalk paint con Crea Decora Recicla, estuve visitando unas cuantas tiendas muy bonitas de las que me gustaría hablaros en este post.

Quizá aquí faltan algunas tiendas, pero el motivo principal es que sólo tuve una tarde para visitarlas y tuve que cerrarme a una zona concreta de Barcelona. Si todas las tiendas bonitas están repartidas a este nivel de concentración por toda la ciudad… ¡¡Yo no podría vivir en Barcelona, me arruinaría!!

Además del poco tiempo para poder visitarlas, llovía copiosamente, de modo que entre unas cosas y otras pude visitar menos de las que había trazado en un principio, porque algunas estaban cerradas (entre ellas Nido de Abeja, la cual me muero por visitar) y a otras no pude llegar por estar completamente empapada y tener que irme a casa. Durante una fracción de segundo me planteé no publicar este post, pero las tiendas visitadas merecen ser publicadas en esta humilde web, por su trabajo bien hecho, por su singularidad y por el mero hecho de tenerlas abiertas en un día tan feo como aquél sábado tarde lluvioso. Aquí vienen, finalmente son sólo cuatro, pero espero poder hacer una segunda parte de este post a medio plazo. Pinchad en el nombre de cada tienda para acceder a sus webs y tener más información:

Doctor Paper
Travessera de Gràcia, 130

La primera de las tiendas que os quiero presentar es uno de esos establecimientos en los que entras porque vas a encontrar seguro algo que te guste, así, sin buscar nada concreto. Nada más entrar te encuentras con libros expuestos en una original cajonera, y si te adentras en la tienda, literalmente te pierdes en el espacio-tiempo mirando todas y cada una de las estanterías. En su tienda puedes encontrar sobretodo libros y artículos de papelería y decoración.

Aquí podías encontrar con objetos tan curiosos como un sacapuntas gigante para laminar el queso, un dispensador de palillos con forma de pájaro que lo coge con el pico (¡yo tenía uno cuando era pequeña!), reproducciones de teléfonos antiguos y un sinfín de accesorios más, relacionados con la decoración, la cocina y la papelería. También destacaban los posters, entre los que había reproducciones exactas de anuncios de productos de hace años, como Kellogg’s o el Colacao.

DoctorPaper

Fabrican sus propios productos desde 1994: libretas, libros de recetas, álbumes de fotos y otros artículos de papelería, muy originales y coloridos. Tienen un precioso catálogo donde podrás ver sus creaciones y también realizan diseños por encargo.

Además, me encantó su primera línea de libros sobre gatos, muy cerca de la entrada, para captar a las locas como yo. ¡Eso me hace pensar que somos muchas!

Rollitoasí
Travessera de Gràcia, 141

Rollitoasí es otra de las tiendas en las que es fácil perderse. Lo conforman un millón de artículos bonitos y de detalles que forman un todo infinito. Para empezar, la decoración es una pasada: estanterías con el mensaje HandmadE hecho a mano, cajoneras que puedes abrir y examinar, una iluminada vitrina llena de joyería, un pequeño apartado con ropa, un mostrador central con un colorido surtido de accesorios… todo ello en colores armoniosos y luz cálida.

Tienen las láminas y lámparas de Lady Desidia, entre otros diseñadores. Hacen sus propios bolsos, monederos, fundas de gafas, neceseres, carteras, diademas y otros adornos para el pelo, colgantes, broches… todo con un detalle exquisito y muy buenos materiales.

RollitoAsi

También tienen tienda online, en la que puedes adquirir sus prendas de ropa, bolsos, complementos, joyería y artículos de decoración. Tienen un taller anexo a la tienda donde fabrican sus creaciones, y que, separado por una gruesa cortina, permite al artista estar en todo momento en contacto con el visitante.

Destacan sus probadores, originales a más no poder, puesto que no son el típico cuartito pequeño con espejo, sino que estaban completamente abiertos, pudiendo cerrarse con una preciosa tela que corría alrededor de una barra de metal semicircular. Con su espejo de cuerpo entero, su luz y su pequeña alfombra, eran ideales tanto abiertos, como cerrados.

Verde Jade
Ramón y Cajal, 11

Desde fuera, llama la atención su escaparate (aún con intensa lluvia), lleno de coloridos cactus de tela y otros accesorios de decoración. La tienda de la interiorista Eugenia Molina, Verde Jade, puede parecer pequeña, pero alberga en su interior un millón de ideas para dar luz y color a cualquier punto de una casa o de un negocio. Platitos, láminas, figuras, postales, tazas, cuencos, bandejas, neceseres y miles de artículos difíciles de encontrar en cualquier otro sitio.

Destacaban las matrioskas, en varios modelos, siendo el más original uno que emulaba las principales figuras de un belén: San José, María, el niño Jesús, la mula y el buey. Este diseño y otros en platos, puzzles, vasos y otros accesorios tienen el denominador común de la vistosidad de sus colores y son todos de Ingela P. Arrhenius, una ilustradora sueca que he conocido gracias a Verde Jade y me ha gustado mucho. Seguro que en mi próxima visita cae algo suyo.

Tienen láminas, bolsas de tela, pequeñas esculturas y otros artículos de Paula Bonet, Hanna Konola, Chamo San, Vicente Rivera y Joana Santamans, entre otros artistas y diseñadores. La tienda es, en definitiva, un lugar muy rico en cultura y en cosas bonitas.

VerdeJade

¡Y aquí cayó una comprita! Y es que, a pesar de querer llevármelo todo (me dolió dejar allí la postal de gato que se ve en la estantería de la derecha) no me pude resistir a los cactus de tela, que conocía previamente, y para los que tenía reservado un huequito en mi mesa de trabajo junto al gato de trapo de Juani Patiño y a la lámina de Lady Desidia. Había 8 millones de cactus, fue difícil elegir uno, pero al final me hice con éste de topitos blancos sobre fondo turquesa oscuro. Es el color de mi coche y me gusta un montón.

IMG_5326

iFil
Torrent de l’Olla, 161

Si existe un cielo más allá de la vida y en él hay una tienda de lanas, me imagino que debe ser muy parecida a iFil. Antes de ir, conocía su tienda online, sabía que hacían talleres, y vi que estaba cerca de mi ruta trazada, por lo que decidí visitarla, pero sinceramente, sin ponerle demasiada emoción. Las tiendas de lanas son más o menos parecidas: grandes estanterías tipo Expedit con huecos cuadrados en los que se amontonan los variopintos y coloridos ovillos de cada modelo, en los que te pierdes embobada mirando más y más grosores y colores.

Sin embargo, ése no es el caso de iFil. Aquí no hay grandes estanterías llenas de ovillos, sino que hay grandes murales de madera con fichas de cada tipo de lana, en la que se explica ordenadamente y con colores corporativos cuál es su composición, qué tipo de agujas se necesitan para trabajar con ella, el peso y el largo de cada ovillo, y el precio. Además había una prenda tejida con esa lana, para que pudieras ver, tocar y comprobar el resultado; y finalmente unos casilleros con los colores disponibles de cada modelo. Trato de imaginar, y ¡creo que no se puede pedir más! Cabe decir que cada prenda tejida que colgaba para comprobar cómo es la lana, formaba parte de un patrón diseñado por ellos, que también podías adquirir en la misma tienda.

Además, la enorme superficie de la tienda no sólo daba cabida a semejante exposición, sino también a que pudieras ver fichas de todos sus patrones (y verlos una vez tejidos, porque estaban todos, colgados en los paneles o no) y a celebrar allí mismo cursos de punto y crochet. En el momento que visité la tienda estaban dando uno de iniciación al punto y se veía que lo estaban pasando genial, en un ambiente relajado, familiar y distendido. También había horarios de atención para atender dudas y seguimiento de patrones y labores. Me trataron genial, me aconsejaron, y fueron muy amables, así que la valoración global de la tienda, es de diez. ¡Ojalá estuviera en Valencia!

Tiene mención especial su escaparate, que en este caso lo pillé con la decoración de Navidad y un precioso belén de amigurumi adorable. Y también árboles de navidad, cajas regalo, ovillos de colores… todo muy sencillo y con muchísimo gusto.

iFil

Y aquí también hubo una compra, y es que con semejante despliegue de lanas no podía irme sin nada… la lluvia caía fuera, se me podía mojar la compra, luego tendría que cargar con ella hasta Valencia… ¿pero qué más daba? Compré un kit de lana para hacer unas botitas de estar por casa monísimas, que probablemente tejeré con otro tipo de lana, porque la que corresponde al patrón cuesta un ojo de la cara y prefiero utilizarla en cosas que no vayan a estar arrastrándose por el suelo. Además, la lana es la Katia Love Wool, una que me muero por probar y de la que os hablaré próximamente como Lana del Mes. Elegí unos colores chulísimos por su originalidad: uno es un gris amarronado, y el otro una especie de mezcla entre lima y mostaza que me chifla. ¡¡Me muero por hincarles el diente a ambos!!

Katia

Además, de cara a esta Navidad, iFil ha organizado una preciosa campaña llamada La iFeeler invisible que consiste en hacer un gran amigo invisible en el que las tejedoras crean un accesorio sencillo (cuello, mitones, gorro, turbante…) para otra tejedora, con unas pistas de colores y tipos de lana favorita que ellos te dan. Y se elige un día (el 10 de enero) para darse los regalos. ¡Me parece tan original que no he podido evitar participar! Así que no he necesitado buscar una excusa para volver a visitar Barcelona…

Y bueno, aquí termina este post. Espero poder hacer una segunda parte pronto, y ¡quién sabe! una misma edición para otras ciudades. Así que, se aceptan propuestas, ya sabéis que me encanta vuestro feedback.

¡Hasta el próximo post!

El knitting que da miedo

¡Hola a todas!

¿Cómo estáis? Yo me encuentro inmersa de lleno en una semana cargada de nuevas cositas, expectante y emocionada por el Black Friday y preparando el taller de chalk paint del sábado en Barcelona, donde además quiero aprovechar para visitar unos cuantos sitios que posteriormente os quiero enseñar. ¡Me encanta estar así de ocupada!

Hoy os traigo un post divertido a la par que intimidante, y viene a resumir un poco la parte más desconocida, llamativa y extravagante de este pequeño gran mundo del knitting. Porque no todo son prendas bonitas, personalizadas, útiles, y variadas, no… También hay una cara B, como en todo, que merece la pena conocer, aunque sea para mantenerla lejos.

Para redactarlo he echado mano por supuesto de internet, pero no de una búsqueda intencionada, sino guardando con el tiempo imágenes y enlaces que te llaman la atención por lo raros que son, porque te hacen pensar: ¿a quien le puede gustar esto? Pero amigas, siempre hay alguien interesado en cualquier cosa.

El primero de los casos que os quiero mostrar es la portada de este libro que contiene patrones para hacer bolas de navidad. Hasta aquí todo muy bien, pero…

arnecarlos2

Fuente: Amazon

¿Por qué poner a estos dos señores con esas ropas y esas caras? Probablemente sean los artistas creadores de los patrones, pero, ¿era necesario retratarles así, con esas miradas perturbadoras (especialmente el señor de la derecha), con esas caras de “felicidad”? Decidme, ¿os entran ganas de comprar el libro mirando esta portada? ¡Con lo fácil que era poner simplemente las bolas tejidas! Un gran cero para los publicistas del libro.

La siguiente imagen corresponde a un jersey navideño (a los que podríamos dedicar un post entero a parte) con la particularidad de que tiene una bonita imagen del juego Street Fighter tejida en él. Si bien no da miedo en sí, es cuanto menos curioso la imagen violenta del juego en mitad de los arbolitos, las estrellas y el espíritu navideño; y encima con el KO por doquier…

streetfighter

Fuente: Geekologie.com

Lo que viene a continuación me encanta, porque lo encontré en una página cualquiera, en la que no se especifica su origen, pero imagino que forma parte de alguna revista especializada o de patrones. Me fascina el pie de foto que le ponen: “El atuendo preferido por los psicópatas en todas partes”. ¡¡Toda la razón!!

tumblr_ldr5fahWPS1qcbo9lo1_500

Fuente: I heart chaos

No sólo el jersey, también la cara y el peinado del caballero acompañan totalmente a la foto, haciéndola casi terrorífica.

Y en la próxima foto nos pasa igual, se desconoce el origen, pero debe ser similar al anterior. He de admitir que me ha costado poner esta imagen porque no hay por dónde cogerla, pero es en sí misma una muestra irrefutable del frikismo en el tricot.

c6a3428cd2b877009527ad1c1f9ed016

Fuente: Ivillage.com

Esto se presenta a sí mismo como un pasamontañas, y realmente lo es… pero ¿he de preguntar quién se lo pondría, aunque fuera para hacer una broma? ¿Por qué tiene “pelo” por delante y por detrás es calvo? El pasamontañas es una prenda muy utilizada por los ladrones para atracar establecimientos, ¿os imagináis que alguno lo hiciera así? No conseguiría más que las risas de todos los que lo presenciaran, o quizá se morirían de miedo, ambas opciones son totalmente posibles.

La siguiente imagen sorprende porque la miras y a primera instancia ves la típica chaqueta o jersey kitsch con colores o cenefas que normalmente no usarías. Pero cuando parpadeas y te fijas bien…

8504709615_bfa90895d7_z

Fuente: Ravelry – The Yarn Bearer

Sí, es lo que parece. No quiero ni mencionarlo. ¿Quién podría ponerse una chaquetita así? Y más una chaqueta, que si fuera un camisón o cualquier otra prenda íntima, pues aún tendría un poco más de sentido… No creeréis lo mejor: el patrón no es gratuito, hay que pagar por él. Os quiero dejar el enlace del patrón, por si alguna se quiere lanzar a hacerlo, y porque las fotos que lo acompañan no tienen ningún desperdicio.

¿Qué os ha parecido este resumen friki del punto?

¡Hasta el próximo post!

La lana del mes: Drops Andes

¡Hola a todas!

Con la lana del mes que os traigo hoy, esta serie de posts mensuales ¡cumple un año! Me hace mucha ilusión, porque es una de mis tareas favoritas.

El mes de noviembre del pasado año, al inaugurar esta sección mensual, os traje una lana especial para mí, ¿os acordáis de la Katia Merino Tweed? Y este mes, al ser una edición especial, no quería traeros cualquier lana. Así que he seleccionado deliberadamente una de mis favoritas, de las que más utilizo, una lana gruesa caliente, bonita y práctica: la Drops Andes.

Es una lana gruesa, compuesta por dos hebras entrelazadas entre sí, dando como resultado prendas bonitas, uniformes y originales. Sus ovillos son esponjosos, con una pequeña etiqueta marrón que realza la belleza de su hebra. Son ovillos de 100 gramos cuya lana está compuesta en un 65% de lana y un 35% de alpaca, fabricados en Perú, de ahí su nombre.

Andes

El fabricante afirma que las fibras de la lana que componen la Drops Andes no han sido tratadas químicamente, únicamente han sido lavadas antes del teñido. Este proceso le da más naturalidad a su hebra, restando la sensación de llevar algo sintético. Para lavar las prendas tejidas con esta lana, hay que hacerlo a mano, a una temperatura máxima de 30 grados, y secar, como siempre, en horizontal.

Un total de 25 tonos completan su gama de colores, que incluyen todos los tonos básicos y algunos tan bonitos y originales como el rosado antiguo y el verde grisáceo claro. Las agujas recomendadas para trabajar con ella son las del 9, aunque personalmente suelo utilizar las del 8 sobretodo para tejer los mitones, que quedan muy tupidos, dando mayor sensación de calor a la prenda cuando la llevas puesta.

Tiene una hermana gemela, la Drops Andes Mix, que tiene hebras de distinto color en su composición, dando un aspecto precioso a la lana. Destaca el gris oscuro, que con pequeñas hebras blancas, tiene un toque canoso de lo más original.

Y para destacarla todavía más, está en oferta hasta final de año en todos los distribuidores Drops, junto con todos los modelos de lana Alpaca, con un 25% de descuento, en la campaña Drops Alpaca Party.

Pros de la Andes:

  • Su relación calidad-precio. Si bien es verdad que no es una lana barata, su calidad y acabado son excelentes. Además, al ser ovillos de 96 metros, cunden muchísimo.
  • Su aspecto esponjoso. Sólo hay que mirar una prenda tejida con la Drops Andes para saber que es cálida y esponjosa a más no poder. Que no vas a pasar frío y vas a conservar el calor como nadie, con esta prenda puesta.
  • Su “hermana” Andes Mix. Es todo un gustazo que haya una lana como la Andes, pero con unas pequeñísimas hebras de un color distinto que dotan a la prenda de gran originalidad.
  • Su gama de colores. 25 tonos pueden parecer pocos a priori, pero teniendo en cuenta que están los básicos y algún color especial, realmente no es necesario nada más. Además considero que con una lana de este grosor se hacen prendas de frío invierno, que no dan lugar a colores demasiado vivos, sino más bien tonos suaves.

Contras de la Andes:

  • Su sensación en la piel. A pesar de que el fabricante afirma que su composición de alpaca dota de suavidad a la lana, me siento en desacuerdo, puesto que creo que la alpaca “pica” un poco, al menos para pieles sensibles que protestan rápido como la mía.
  • Como todas las lanas Drops, es bastante inaccesible en cuanto a compra. Eso es algo que ya se ha comentado en otros posts de la Lana del Mes, aplicable a todas las lanas de esta marca.
Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.
¡Hasta el próximo post!

¿Por qué aprender crochet?

¡Hola a todas!

Hoy os quería hablar de las razones para aprender crochet, o como se le llama más comúnmente, ganchillo. Lo primero que una piensa cuando oye “ganchillo” es en la típica manta, cojín o tapete que hacía la abuela, más o menos así:

005

Fuente: sewmakebelieve.wordpress.com

Francamente, a mí me parece horrendo (al menos con este patrón y estos colores)… Esto se llama Granny Squares, y es el ABC del ganchillo, lo primero que aprendes cuando te sientas a aprender esta técnica. Mirad, sin embargo, cómo cambia la cosa con otros colores y otro patrón:

granny-spirale-2

Fuente: www.nadelspiel.com

Se empieza tejiendo la cadeneta, la cual es relativamente fácil, y poco a poco se empieza a tejer alrededor en forma circular desde el centro, hasta acabar dando forma al cuadrado. En mi humilde opinión, aprender esto es muy laborioso y decepcionante, sobretodo al principio, donde los errores son constantes y llegas a un punto que no sabes por dónde seguir. Quizá también me sentí así cuando aprendí a hacer punto, pero sinceramente, ¡no me acuerdo! Ahora me parece muy sencillo, pero seguramente ocurra lo mismo con el crochet. Muy complicado al principio, y coser y cantar después.

Pero a pesar de su dificultad inicial, hay una larga lista de razones por las cuales lo quiero aprender, y espero que en un momento no muy lejano lo haya conseguido.

  1. Para decorar las prendas que tejo. Hay flores y otras formas hechas con la técnica del crochet que quedan la mar de monas y no paro de imaginármelas decorando un turbante, y pienso: ¡Me muero de ganas!
  2. Para hacer prendas nuevas. También se pueden hacer turbantes, cuellos y mitones con una sola aguja… Y su resultado no tiene nada que envidiar al propio tricot.
  3. Para hacer amigurumis. Y es que los amigurumis son unos pequeños muñequitos, hechos con esta técnica, con la que vas elaborando poco a poco una especie de funda, que posteriormente se rellena con algodón y quedan como resultado preciosidades como éstas:

    amigurumi-cats-1

    Fuente: Tomacreations

  4. Para aprender los granny squares. ¡Sí, lo admito! A pesar de parecer un poco viejunos a priori, realmente hay muchos patrones y son muy sencillos de hacer. Uniéndolos unos con otros se pueden hacer colchas y plaids muy originales y únicos.
  5. Para complementar las técnicas de tricot. Y es que no os imagináis la cantidad de patrones que se tejen a dos agujas, pero llevan algún borde o cenefa que se hace con ganchillo.

¿Y vosotras? ¿Estáis decididas a aprender crochet?

¡Hasta el próximo post!

Tendencias tejeriles: Urban Knitting

¡Hola a todas!

Hoy os traigo un interesante post acerca de una tendencia, cada vez más común, llevada a la práctica sobretodo en las grandes ciudades: el Urban Knitting.

También conocido como Yarn Bombing o Kniffiti, el Urban Knitting es básicamente la acción de decorar el arbolado y mobiliario urbano con “fundas” tejidas, con el fin de darle color y reivindicar una tradición tan ancestral como la de tejer. Hay quienes lo califican como una forma más de expresar el arte, y en muchas ocasiones, francamente lo es. Obviamente, estas representaciones artísticas son temporales, colocadas y retiradas por las mismas tejedoras. El origen del Urban Knitting se remonta al año 2005 en Estados Unidos, cuando Magda Sayeg, de Texas, tejió una funda para el pomo de la puerta de su tienda. De ahí se inició un movimiento que intentaba dar uso de forma creativa a las sobras de ovillos y prendas tejidas, y se fue expandiendo por Estados Unidos y por el resto del mundo.

Collage

Fuentes de las imágenes: Metropoli, Wikipedia, Con las manos en la aguja, Street Art Utopia

Como veis, todo elemento está sujeto a ser cubierto de lana: árboles, farolas, bolardos, macetas, barandillas… incluso se tejen preciosos mosaicos en las vallas de obra.

Hay grupos, organizaciones y asociaciones que se reúnen para elaborar y colocar este tipo de piezas, en ocasiones colaborando con causas justas como la lucha contra el cáncer o la pobreza, y siempre reivindicando una forma de expresión artística pacífica y limpia. También se han escrito libros con historias, patrones e ideas, que ayudan a la expansión de este tipo de arte por el mundo.

Personalmente me encantaría a unirme algún día a este tipo de acciones, pero me parecen obras de arte tan chulas y profesionales que todavía me veo un poco verde.

Para terminar, os dejo con el enlace de la representación de este movimiento en mi ciudad: Urban Knitting Valencia.

¡Hasta el próximo post!

Tejer para la mesa

¡Hola a todas!

Hoy os traigo un post con ideas para tejer y decorar nuestra mesa. Porque este gran mundillo del knitting, no sólo abarca las prendas y accesorios, también podemos hacer artículos para el hogar, entre otros.

He utilizado trapillo, porque lo compré en Trap-Art en la pasada Feria Creativa de Valencia, y tenía muchas ganas de usarlo, y también por otro motivo: las otras opciones que tenía para tejer eran lana o algodón. La lana para un mantel… sinceramente, no la veo; y el algodón sí, pero quería algo más grueso, al menos para empezar.

Así que elegí el trapillo rosa palo para el mantel individual, increíblemente grueso, tanto que me las vi y deseé para tejerlo con unas agujas del 15 nada menos… pero el resultado fue TAN bonito, que mereció la pena totalmente. Lo hice con punto de arroz, que como sabéis, es de mis favoritos.IMG_0017

Se tejió muy rápido, al margen de que cueste mover las agujas con un material tan grueso, porque justamente por eso, hay que hacer menos puntos para obtener cierta longitud. Además, al ser tan grueso, permite que haga la función de salvamanteles, pudiendo poner sobre él platos calientes sin temor a dañar la mesa, aunque sea de cristal.

Luego quise hacer unos servilleteros, pero el ovillo de trapillo rosa palo era demasiado grueso, de modo que elegí uno que le conjunta perfectamente, en color morado claro con estampados en rosa y blanco, con una hebra bastante más fina. ¡Una pasada! Tejido con agujas del 8, el resultado me encanta.

Mesa1

Como veis, también hice un posavasos, con el mismo trapillo que el servilletero, para darle a la mesa un toque de conjunto agradable y primaveral.

Siguiendo estas premisas podemos hacer, por ejemplo, unos preciosos manteles tejidos a mano; ya sean individuales, corremesas, o por qué no, manteles completos. Con ganchillo, técnica que espero dominar pronto, se pueden hacer también pequeños cuencos, paneras, posavasos redondos y fundas para botellas.

Mesa2

¿Qué os parecen estos artículos? ¿Os gusta vestir la mesa así?

¡Hasta el próximo post!

Cómo hacer mis propios marcadores

¡Hola a todas!

Después de una semana intensísima preparando una fiesta que me encantó (tanto el organizarla, como el disfrutarla después), y de unas súper vacaciones en las que me lo he pasado genial; por fin puedo volver a la normalidad y recuperar el hilo de los posts.

Hoy os quiero hablar de los marcadores, los que se usan a menudo mientras tejemos, especialmente cuando usamos agujas circulares, para saber dónde empieza y termina la vuelta.

Un marcador es una pieza hecha por lo general de plástico o metal, adornada o no, con forma circular, que se introduce en la aguja para ubicar un punto concreto que necesitemos tener localizado por alguna razón en nuestra labor. Como os decía, con las agujas circulares es muy útil para saber dónde está el principio y el fin de cada vuelta. Pero también sirven para marcar el aumento o disminución de puntos, o las variaciones de patrón cuando estás trabajando con un gráfico (por ejemplo, haciendo las típicas trenzas o rombos en lana).

Los marcadores se pueden comprar en casi cualquier tienda especializada de lanas. Hay una infinita variedad. Los más comunes son unas pequeñas piezas de plástico, con una forma parecida a la arroba (@), lo cual hace muy fácil trabajar con ellos porque los puedes sacar de la labor no sólo desde lo largo de las propias agujas, sino en cualquier momento, porque no están completamente cerrados.

Marcador1

Sin embargo, también hay marcadores mucho más elaborados y adornados, que hacen que trabajar en tu labor sea un proceso mucho más bonito y pintoresco. En La Maison Bisoux tienen un término que me encanta, los marcadores gourmet. Son aquellos que van más allá de un práctico trozo de plástico, están hechos de metal, madera, abalorios, cintas… algunos incluso parecen pequeñas joyas.

Por lo bonitos que son, por los precios que tienen y por la similitud de materiales con los que están hechos, pensé en cómo hacer mis propios marcadores. Teniendo los materiales parecidos para la elaboración de los anillos, me dije: ¿Por qué no? Y me puse manos a la obra.

¿Qué necesitamos?IMG_3648

  • Un poco de alambre (del grosor y color que prefiráis)
  • Abalorios al gusto
  • Unos alicates para cortar
  • Unos alicates para modelar (esto es opcional, puesto que puede hacerse con los dedos de forma relativamente fácil)
  • Una pequeña lima (también opcional)

En primer lugar, empecé cortando el alambre que iba a utilizar, más largo de lo normal, para no quedarme corta. Lo hice en dos tipos de grosor, para comprobar cómo quedaban unos y otros, y también por el tamaño del orificio de los abalorios. Una vez hecho esto, se unen los dos extremos del trozo de alambre que hemos cortado muy juntos, lo más igualados posible, para introducirlo a través del agujero del abalorio elegido. Como veis, en uno de los modelos introduje más de un abalorio para hacer el marcador más chulo.

Pasos

A continuación hice un pequeño nudo con el alambre que pudiera esconderse fácilmente en el orificio del abalorio, y después corté los extremos. De esta forma, no sólo la pieza queda mejor, sino que además conseguimos que los extremos cortantes se enganchen en la lana cuando estemos usando el marcador. Si no se pueden esconder con facilidad, es muy útil trabajar los extremos con una lima, con el fin de suavizarlos y que no nos estropeen la labor.

¿Os animáis a haceros uno vosotras mismas? Como veis, es súper fácil.

¡Hasta el próximo post!

El porqué de Mao Jewels

¡Hola a todas!

¿Qué tal han ido las vacaciones? A mí se me han hecho cortas. ¡Cortísimas! Otros años estoy deseando volver a trabajar, pero este año… ¡me daría un mes más de vacaciones!

El lunes me incorporo de nuevo al trabajo, y aunque en parte tengo ganas, tengo que admitir que estoy muy a gusto en casa tejiendo y organizando cosas.

En el post de hoy, os quería hablar de los motivos que me llevaron a crear Mao Jewels. Falta menos de un mes para que mi pequeño negocio cumpla dos añitos, y creo que es un buen momento para hacerlo.

En el verano 2012, después de que una amiga me enseñara unos anillos y pulseras hechos con alambre de colores, decidí comprar algo de material y empezar a hacerlos yo, por pura diversión. Me di cuenta de que era muy fácil y entretenido, y empecé a enseñárselo a amigas y familiares, quienes me recomendaron ponerlos a la venta. “¿Cómo los voy a poner a la venta? Si son los primeros que hago… ni siquiera sé si son bonitos” – pensé. Sin embargo, comencé a vender algunos y vi que funcionaba. Fue entonces cuando decidí ponerle un nombre a mi pequeño negocio, para abrir una página de Facebook y colgar las fotos. Elegí Mao Jewels porque, tras estudiar chino varios años, quise elegir una palabra en ese idioma. Y elegí “Mao”, que significa “gato” para poder darle forma de gato al logo, si lo diseñaba algún día. Y “Jewels”, porque tenía pensado aprender a hacer pulseras y otros accesorios, no sólo anillos. La página de Facebook quedó abierta el 20 de septiembre de 2012, fecha en la que celebro el aniversario porque fue cuando realmente Mao Jewels vio la luz.

Una amiga me animó a participar en un mercadillo solidario que organizaba la SVPAP en navidad y decidí hacerlo. Era una aventura para mí y estaba muy emocionada, y fue realmente genial. Tener un puestecito, enseñar mis creaciones a desconocidos y poder interactuar con ellos, fue una grandísima experiencia. Sentí que por primera vez, mi pequeña afición tomaba forma, así que decidí abrir un blog también, para ir publicando noticias y dar a conocer mejor los productos que podía ofrecer. Fue entonces cuando diseñé, gracias a PicMonkey, el sencillo logo de Mao Jewels, un gato que, en cierto modo, tiene melena de león.

Así siguieron las cosas hasta que el pasado verano, en 2013, me dio por aprender a tejer. En este post os explico cómo. Y fue un poco igual, un poco por diversión, hasta que, al ver los primeros accesorios, pensé en incorporarlos a la venta también en Mao Jewels. E igualmente fue genial. Los accesorios tuvieron una grandísima acogida, especialmente en Navidad, donde me vi sobrepasada por los pedidos, pero inmensamente feliz.

Justamente esa navidad, un familiar me regaló el dominio www.maojewels.com, donde empecé la nueva web, la que estáis visitando ahora. He abierto algunas secciones más, he ampliado mis horizontes, he visitado ferias, he conocido a muchas personas que parten de cero como yo… y es una sensación genial.

Yo tengo mi trabajo a tiempo completo y Mao Jewels es, por ahora, una afición que me llena y me completa, que me mantiene animada y ocupada, y que me encanta compartir con mi familia, con mis amigos y con el mundo. Me encanta navegar por internet y empaparme de manuales para aprender a montar una tienda online, para poner poner al alcance de vosotros cualquiera de mi productos. Me encanta buscar patrones de cosas nuevas, aprender nuevas técnicas, y poder sacar más cosas, para vosotras, para que las podáis regalar y para mí, porque me gusta mucho hacerlo.

Espero que mi pequeña afición crezca, no hasta formar un gran imperio porque no aspiro a tanto, pero sí hasta donde pueda llevarlo, y que me siga dando tantas alegrías como hasta ahora.

¡Hasta el próximo post!

¡Vacaciones!

¡¡Hola a todas!!

Estoy especialmente contenta porque…

¡¡me voy de vacaciones!!

Aunque ayer fue el último día de trabajo y no me marcho de Valencia hasta el lunes 4, tengo un montón de cosas que preparar, por lo que me declaro de vacaciones oficialmente hasta el próximo día 12 de agosto, cuando vuelvo y podré atender los pedidos, correos y comentarios que tenga pendientes.

Me voy una semanita a mi adorada Catalunya, visitando Montblanc, Figueres, Cadaqués, la Garrotxa, Besalú, Banyoles, Girona… Va a ser un mix de todo: ciudad, playa, montaña, piscina, lago… ¡¡no puedo esperar!! Y me llevaré la labor para tejer un poquito en mis ratos libres.

Tengo un montón de posts casi preparados que os mostraré a la vuelta, ¡creo que os van a encantar!

Pasadlo genial… ¡nos vemos a la vuelta!

Principio de página