Colores de temporada: Otoño-Invierno 2015-2016

¡Hola a todas!

Como habréis visto, no hubo post de colores de verano, puesto que he tomado la decisión de hacer esta sección semestral: primavera-verano y otoño-invierno. Esta decisión viene motivada por el hecho de que los colores prácticamente no cambian de una estación a otra, sino por temporadas. Así que aquí os traigo la edición invernal.

Tras un verano bastante caluroso – aunque ya se sabe, todos son iguales y siempre decimos que hace más calor que nunca – por fin llega el otoño. ¿No os pasa que estáis deseando que llegue para sacar las prendas de entretiempo? Al menos en Valencia estos días, cada vez que amanece nublado, aunque todavía haga calor, la gente empieza a ponerse cazadoras y chaquetas y queda patente sus ganas de sacar ropa del armario.

Para ser exactos, la estación otoñal empezó ayer miércoles 23 de septiembre a las 09:21 horas del horario peninsular. ¿Habéis notado el fresco ya?

Las grandes pinceladas del otoño son los colores oscuros: el negro siempre presente, el verde militar, los tonos grises y el azul oscuro. Todos ellos son colores que piden a gritos prendas de invierno tejidas con lana gruesa y esponjosa, que retenga el calor y que nos aporte la cálida sensación de bienestar en mitad de un frío invierno.

otoinv1516

Fuente: Vogue

Los abrigos dejan atrás el color negro y dan paso a grandes vuelos y tonos más variados, conjuntables con vestidos, calzado y complementos que abren la puerta a un número infinito de combinaciones.

Los accesorios se ponen muy de moda, especialmente los sombreros, los cuellos, los guantes y los turbantes. Perfectos para darle el toque final a cualquier outfit.

Y ¿qué dice Pantone?

Como ya sabéis, el color de este año que casi termina es el Marsala. Un precioso color a medias entre el granate y el vino que es aplicable a casi todo: ropa, complementos, accesorios, maquillaje… Sin embargo, los colores para esta temporada no son tan intensos. Pantone propone, entre otros, el Stormy Weather, un oscurísimo tono gris muy invernal, o el Dried Herb, un color verde oscuro militar, o también el Reflecting Pond, preciosísimo azul oscuro.

No todos son colores tristes, también encontramos el Desert Sage, que aunque a primeras, pueda parecer triste, yo lo veo más como una variedad de pastel (me encantan los tonos pastel), a caballo entre el gris claro y el verde. Y también el Cashmere Rose, el Biscay Bay y el Amethyst Orchid, colores alegres que compensan los tonos apagados, marrones y grises de esta temporada.

Y, además del Marsala, también sugiere otros tonos tostados, como el Oak Buff o el Cadmium Orange, muy presentes en los colores otoñales.

Otoño-Invierno15-16

¿Tenéis vuestras prendas ya preparadas?

Podéis consultar el post de la temporada pasada (Primavera 2015) pinchando aquí.

¡Hasta el próximo post!

La lana del mes: Katia Ushuaia

¡Hola a todas!

Para el frío mes de mi cumpleaños os quiero traer una lana versátil como yo: la Katia Ushuaia. La mejor forma de definirla es algo así como “la lana que lo tiene todo”, porque es fina y gruesa, porque tiene varios colores, y porque sirve para todas las ocasiones. ¡Vamos a conocerla!

Lo primero que llama la atención de un ovillo de nuestra lana del mes es su imagen visual. Un ovillo gordito en el que parece que todo esté manga por hombro, como si la hubieran hilado de cualquier manera y con cualquier material. Pero no, pese a sus constantes cambios de grosor y color, su composición es 53% lana virgen y 47% acrílico, lo que la convierte en una lana esponjosa y calentita.

Ushuaia

Su variedad cromática incluye 16 tonalidades que combinan diferentes colores para todos los gustos: unos son más clásicos y combinables y otros mucho más vivos y atrevidos. Destaca el número 608, que combina los colores del personaje de Disney llamado Sulli, de la película Monstruos S.A., y personalmente creo que es ideal para los niños.

Cada ovillo de esta lana tiene un peso de 100 gramos que, gracias a la variedad de su grosor, tiene más metros de lana que otras similares. Sus 85 metros dan para tejer un cuello pequeño, o un gorro, o un par de turbantes sin ningún problema. Las agujas recomendadas para trabajarla son las del 9 o 10, las correspondientes a sus hebras más gruesas. Su hebra, como hemos dicho, cambia constantemente de grosor, pero a pesar de ello, es muy resistente y firme, y no se deshace como otras lanas parecidas.

Las prendas tejidas con la Ushuaia son capaces de conservar el calor como pocas lo hacen, haciendo de éstas imprescindibles para el invierno. Además, su variedad de colores consiguen que cada prenda que tejas, sea en la tonalidad que sea, combine siempre con alguno de tus outfits, porque como digo, hay colores para todos los gustos.

10155050_632670403479036_1218377046_n

Las prendas tejidas con la Ushuaia deben lavarse a una temperatura máxima de 30 grados, con el programa de lana en la lavadora. No se debe utilizar secadora, sino secarlo a ser posible, en horizontal.

Pros de la Ushuaia:

  • Su multigrosor. Su tamaño maxi es muy útil, porque con sólo un ovillo da para prendas completas.
  • Su multicolor. Es una lana súper original, una prenda tejida con esta lana puede combinar con varios outfits sin problemas.
  • Su gama de colores. Muy variados, para todos los gustos: desde las más clásicas hasta las más atrevidas, incluyendo para niños.
  • Su tacto. A pesar de no ser lana 100%, es increíblemente suave y esponjosa.

Contras de la Ushuaia:

  • Su precio. Es una lana de calidad, original y que cunde mucho, pero no obstante, su precio de casi 8 euros es poco asequible para muchos bolsillos.

Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.

¡Hasta el próximo post!

La lana del mes: WAK The Wool

¡Hola a todas!

La primera de las lanas del mes de 2015 es una oda a la estación que representa: el frío, congelado, azul, gris, y húmedo invierno. La lana del mes de Enero ante un panorama así, no podría ser otra que la WAK The Wool.

He decidido elegirla por cambiar un poco de marca (¡sí, otra lana que no es Katia ni Drops!) y también por sus cualidades. Cada vez que la toco puedo sentir el confort que se siente estando calentita en un frío día invernal y por ello, es idónea para este mes y para este año.

WAK The Wool es la lana que puedes comprar a través de We Are Knitters (¿os acordáis del post que escribí hace un tiempo sobre ellos?), y se puede adquirir en ovillos sueltos o bien a través de sus kits. Lo primero que llama la atención en esta lana es su peso: y es que no es usual que venga presentada en ovillos de 200 gramos, el doble de lo que suelen traer los ovillos normales. Sin embargo, tiene todo el sentido del mundo, pues esta lana es tan gruesa y densa que si fuera de 100 gramos, apenas traería 40 metros de lana. Para que os hagáis una idea de su tamaño, aquí veis uno de sus enormes ovillos junto a una moneda de un euro:

IMG_5980

Su composición es 100% lana de oveja procedente del altiplano peruano. Sus prendas al tacto no pican casi nada, no son molestas ni siquiera para personas con piel sensible como yo.

Las agujas recomendadas para tejer con la WAK The Wool son del 10 o más, aunque yo suelo usar las del 15, por lo que es una de las lanas más gruesas que he tenido entre manos, si no la que más. Las prendas tejidas con esta lana dan máxima sensación de calidez gracias a este grosor, haciendo compacto su tejido y evitando la entrada de frío. Os puedo garantizar que dan y retienen el calor como pocas lo hacen.

Weareknittersthewool

Es una lana muy resistente, no se deshace mientras trabajas con ella, y pese a esto, sigue dando el aspecto esponjoso que tienen otras lanas más frágiles.

Su gama de colores incluye 22 colores lisos y 2 jaspeados, que le dan un toque de originalidad a las prendas. Los 22 colores lisos son muy vivos, ya sabéis que me encanta que no haya sólo 10 tonos de gris y 8 de marrón, sino que haya variedad, color, vida, incluso en invierno. De vez en cuando añaden más colores, lo cual es un punto para seguir comprando y añadiendo color a la colección.

La WAK The Wool es una lana delicada pese a su grosor, por lo que las prendas tejidas con esta lana deben lavarse a mano y secarse sin utilizar secadora ni retorciendo la prenda.

Pros de la WAK The Wool:

  • Su presentación. Su tamaño maxi es muy especial, dando lugar a tejer con un solo ovillo dos gorros, o un par de manoplas, o un cuello pequeño.
  • Su grosor. No sólo es un gusto por su calidez, sino también por la rapidez con la que se tejen sus prendas, al ser tan gruesa y utilizarse unas agujas tan grandes.
  • Su densidad. Al ser una lana compacta hace que las prendas tejidas con ella contengan el frío como pocas lo hacen. Ni el aire ni la humedad atraviesan sus hebras, con lo cual el calor está más que garantizado.
  • Su gama de colores. Esta lana, al contrario que la mayoría, tiene colores vivos que se alejan de los típicos grises, marrones, cremas y negros. Sin olvidar que es una lana de invierno, donde no suelen proliferar colores alegres. Un gran punto a favor.
  • Su sensación en la piel. A pesar de que aparenta picar bastante, la verdad es que es suave, tanto en el cuello como en la cara, cuando llevas turbantes o gorros.

Contras de la WAK The Wool:

  • Su relación calidad-precio. Es una lana de mucha calidad, y eso es indiscutible. Pero un solo ovillo cuesta 18 euros, y eso es mucho, incluso para un ovillo de 200 gramos. Sin embargo, la web emite códigos de descuento relativamente a menudo, con lo que se puede aprovechar esas ocasiones para adquirir alguno de sus kits.
  • Su accesibilidad. La venta queda casi restringida a la tienda online, si bien de vez en cuando hay pequeños puntos de venta con motivo de ferias o pequeños mercadillos pop-up.
  • Su escasa información. Y esto es realmente un contra de cara al fabricante, más que al modelo de lana: al contrario que otras marcas de lana (en las que indican el proceso de fabricación y teñido, algunas recomendaciones y características de cada lana), en la web de We Are Knitters no explican mucho, salvo que es 100% lana procedente del altiplano de Perú. Se echa de menos algo más para saber por qué tiene ese precio la lana que estás comprando.

Puedes consultar la lana del mes anterior aquí.

¡Hasta el próximo post!

Colores de temporada: Invierno 2015

¡Hola a todas!

Estamos ya con un pie dentro del invierno y toca el post trimestral de los colores de temporada, esta vez el correspondiente al invierno de este año que casi termina. Un invierno que francamente, se ha hecho de rogar! ¿Recordáis cuando en noviembre todavía hacía calor? Llevamos apenas cuatro días de frío, y la verdad es que se agradecen, para variar.

Oficialmente, como sabéis según el Observatorio Astronómico Nacional, el invierno comienza en la noche del domingo al lunes, concretamente el lunes 22 de diciembre a las 0.03 horas, en horario peninsular. ¿No es curioso que el invierno comience en una hora y minuto concretos? En mi mente me imagino que la visión global de la Tierra es marrón otoñal a las 0.02 y en cuanto el reloj marca las 0.03 ¡se pone a nevar! Estaría bien que fuese tal cual…

Para el invierno de 2014/2015 los colores predominantes son muy similares a la temporada anterior. El omnipresente negro, marcando siempre la tendencia en todas las temporadas por su fácil combinación, es uno de los colores de referencia. Porque la moda dictamina que el invierno de 2015 debe estar marcado por los contrastes (no sólo en tonalidades y colores, también en materiales), y el negro contrasta con casi todos los colores.

Y, al ser un invierno de contrastes, podemos vestir tanto en tonos fríos como en tonos calientes. Los tonos fríos incluyen el verde militar, un verde apagado que se queda a caballo entre el verde claro y el oscuro, ideal para abrigos, parkas y prendas de lana. Y el azul grisáceo, muy versátil dado que puede llevarse no sólo en bolsos, sombreros y otros accesorios, sino también en trajes de sastre, como propone Gucci.

Los colores cálidos como el color vino o el rojo vivo son el denominador común de la mayoría de diseñadores para esta temporada. Presentes en todo tipo de materiales (algodón, cuero, lana, lino y toda una infinidad de materiales más), dotan de elegancia y calidez a todas las prendas. Fijaos cómo Christian Dior fusiona un vivísimo color rojo con el blanco en un abrigo con un original volante que se une a una larga pieza que hace las veces de bufanda. ¡Me encanta!

Coloresinvierno

Fuentes: Telva y Vogue

Y ¿qué dice Pantone?

Pantone suele organizar su informe sobre colores de temporada de forma semestral. De modo que tal y como emitió en su informe Fashion Color Report Fall 2014, ya habló del verde militar que he mencionado como el Cypress, un color de marcada tendencia invernal, y de los colores Sangria y Aurora Red, que han estado muy presentes en las colecciones de todos los diseñadores para el pasado otoño y el presente invierno.

Como adelanto os diré que ya tenemos el color del año 2015: será el bautizado como Marsala, un color vino, a caballo entre el rojo y el marrón, del que creo que es todo un acierto, porque es ideal para todo el año. Además, después de insistir tanto con los colores cálidos, la moda lo estaba pidiendo a gritos. ¡Os iré contando más!

Podéis consultar el post de la temporada pasada (Otoño 2014) pinchando aquí.

¡Hasta el próximo post!

Principio de página