III Jornadas de Artesanía y Diseño

¡Hola a todas!

El pasado sábado tuve el privilegio de asistir, por segundo año consecutivo, a las Jornadas de Artesanía y Diseño, que celebraban su tercera edición de la mano de Qué Craft. ¿Os acordáis que fui el año pasado y me encantó? Pinchando aquí encontraréis el post de la pasada edición.

Este año ha sido diferente, no sólo a nivel de lugar, sino también en cuanto a expositores. Os lo cuento todo a continuación.

Los expositores

Lo primero que llamaba la atención era justamente el número de expositores del evento, que eran muchos menos que en la edición anterior. Había muchos que repetían experiencia, otros nuevos, y también otros que conocía de otro tipo de eventos similares.

Había varias zonas separadas: expositores de alimentación, una zona de salas de cursos y conferencias, y el resto de expositores.

En alimentación reconocí enseguida a la majísima Juana, de Utopick Cacao, vendiendo sus verdaderas exquisiteces, de las que era imposible llevarse sólo una.

Me encantó ver de nuevo a mis amigos de Senshoku, tan profesionales, accesibles y amables como siempre. También a Aneta Tarmokas, que ya había estado el año pasado y repetía esta vez con sus preciosísimas ilustraciones. También repetía la artistaza Teresa Tormo, con sus preciosas joyas minimalistas hechas con materiales inmejorables.

Me gustó mucho encontrarme con Raquel, de Rakufrecsia, una artista a la que conocí en un mercadillo de la SVPAP, que realiza ilustraciones muy bonitas.

Me enamoraron los estuches inspirados en gatos de Pollito Inglés. La mayoría de sus creaciones van destinadas al público infantil, pero ¡soy tan débil en lo que se refiere a cosas de gatos!

IIIJAyD

También me encantaron las chicas de Nekohomu, que realizan completamente a mano casitas y rascadores para gatos. ¡¡Cómo no me iban a encantar!!

Eché de menos a otros muchos, que estuvieron el año pasado, y a quienes me hubiera encantado volver a ver, y que espero que estén de vuelta el año que viene.

El lugar

El año pasado se celebró en la Nau, en el precioso claustro que pertenece a la Universidad de Valencia, más céntrico y muy bien ubicado. Este año, su ubicación estaba un poco más alejada y quizá ése sea el motivo de la reducción en el número de expositores. Se celebró en las Naves (casualmente el nombre es parecido), muy cerca del Puerto de Valencia, en unas instalaciones realmente agradables, llenas de luz e inspiradoras.

IMG_9040-2

Las compras

De Utopick Cacao me llevé una pastilla de chocolate puro con un agradable mensaje para mi pareja (“Tanto tiempo juntos y aún sonrío cuando te veo”) y también un bote de nutella crunch (con trozos de almendra y avellana). Sobra que diga que, una semana después, ya no quedan existencias en mi casa… ¡Están increíbles!

IMG_9045-2

Por supuesto, el arte de dos de mis ilustradoras favoritas (Rakufrecsia y Aneta Tarmokas) me eclipsó y piqué alguna de sus ilustraciones. ¡Y estuve un buen rato para elegir sólo una!

IMG_9056-2

Y también aproveché la ocasión para llevarme algunas provisiones de ovillos de Senshoku.

La conclusión

Este tipo de eventos me encantan y fascinan y seguiré asistiendo siempre que mi tiempo y mi economía me lo permitan. Me dio pena que hubiera menos expositores y también menos afluencia (aunque esto quizá se deba a que fui el primer día por la mañana), pero espero que la tradición continúe y que se siga celebrando muchísimos años más.

A pesar de ser diferente al año anterior, sigue mereciendo mucho la pena la asistencia, y animo a todo el mundo a que no sólo asista, sino que apoye este tipo de eventos, con el fin de que cada vez sean más en Valencia los que amamos el DiY y el craft. Sólo el hecho de ir y ver, y conocer a gente que desprende tantísimo arte, es un ejercicio de diversión diferente y muy gratificante.

¡Hasta el próximo post!

La experiencia “La ifeeler invisible”

¡Hola a todas!

Hoy os vengo a contar la experiencia de haber participado en la campaña “La Ifeeler invisible”, de la que os adelanté algo en el post de Tiendas bonitas en Barcelona. A priori os diré que estuvo genial y que si hay otra el año que viene, tened por seguro que asistiré, aunque intentaré preparármelo con más antelación, porque con los pedidos de Navidad apenas he tenido tiempo de hacer mi regalo como realmente hubiera querido hacerlo.

La idea

El movimiento de “La Ifeeler invisible” hace clara referencia al navideño juego del amigo invisible, aunque en este caso se trataba de regalar algo tejido por ti misma. Las organizadoras repartieron el pasado mes unas fichas que todas las participantes tuvimos que rellenar. En estas fichas, además de incluir nuestro nombre y edad, hablábamos de lo que sabíamos tejer (técnicas, accesorios que habías tejido recientemente…) y cuáles eran tus colores favoritos o los que no te pondrías. Y de este modo, entregaban tu ficha a otra tejedora y así tenía una idea de lo que podía tejer para ti: algo que no supieras tejer y en un color que te guste. Incluso se daba la opción de tejer algo para tus hijos, en caso de que los tuvieras.

Ifil te daba también ideas de patrones para tejer (yo elegí uno de ellos), y te daba la opción de comprar la lana en la tienda, participando así en un sorteo que se celebraría el día de la fiesta.

La fiesta

Se celebró el pasado día 10 a las 6 de la tarde en las instalaciones de la tienda Ifil en la calle Torrent de l’Olla en Barcelona. Acudí puntual y ya habían llegado las primeras participantes, que habían depositado sus regalos en la gran mesa donde hacen los talleres, con el nombre de cada destinataria claramente indicado.

Lo primero que hicimos fue buscar, encontrar y abrir nuestros regalos. Hubo de todo: cuellos, capuchas, chales, bufandas, gorros… Todo lleno de color, ilusión y mucho handmade.

Posteriormente se celebró el sorteo de tres packs (de lanas, accesorios y cursos) y se dio paso a una charla sobre moda slow y estilo personal, dando ideas para potenciar el fondo de armario con complementos hechos a mano.

Tienda

Tomamos zumo, champán y algunos snacks, así que estuvo muy pero que muy bien.

Mis “ifeelers” invisibles

Me tocó regalarle algo a Sandra, de la que sabía que dominaba el ganchillo y hacía cuellos, con lo que no creí adecuando hacerle uno. Y como la tienda daba ideas con sus patrones, decidí hacerle unas botitas de lana para estar en casa la mar de monas, aunque me quedaron un poco pequeñas para mi gusto. Más que botas parecieron calcetines, pero eran igualmente muy calentitas. De haber tenido más tiempo podría haberlas mejorado, pero la verdad es que no pude hacer más. El resultado fue bueno, a pesar del poco tiempo.

Regalos

Y pensé que yo le habría tocado a otra, pero resultó que los amigos invisibles fueron cruzados y Sandra me regaló a mí. Y como indiqué que no sé hacer gorros, ella me hizo uno la mar de chulo en color azul, hecho con ganchillo y lana gruesa. Aunque mi gran cabeza haga parecer que el gorro es pequeño, está genial y es ideal para el invierno húmedo de Valencia.

La conclusión

Si este evento vuelve a repetirse el año que viene (y todo apunta a que así será), volveré a participar casi con toda probabilidad, aunque habrá cosas que cambiarán respecto a este año. Lo primero, como ya he dicho, es tejer mi regalo con más antelación, o regalar algo que ya haya practicado previamente. Quiero estar convencida de lo que regalo, y no dudosa de que es la primera vez y no sé si va a gustar. Y en segundo lugar me gustaría participar con alguna amiga. Allí había muchas amigas y conocidas y eché de menos compartir el momento con alguien conocido, ¡hubiera sido todavía más divertido!

Además, la campaña “la ifeeler invisible” es un motivo fantástico para aprovechar y visitar Barcelona un fin de semana. ¡Qué bonita es esta ciudad y cuánto me gusta! Siempre ofrece mil planes para hacer. Este fin de semana, sin ir más lejos, pude asistir al que probablemente haya sido el mejor partido de baloncesto de la temporada: el del Barcelona contra el Unicaja. ¡Quien sabe lo que deparará la visita del próximo año!

¡Hasta el próximo post!

Taller de chalk paint con Crea Decora Recicla

¡Hola a todas!

Esta semana publico este post para contar la experiencia de asistir a un taller de chalk paint que ya os adelanto que ¡me encantó!

Fui invitada por sorteo al evento en Barcelona por los responsables de Atelier 108, que presentaban el nuevo modelo de Peugeot con el mismo número, 108. Un coche chiquitín y muy chulo que te dejaban probar durante dos días, pero que lamentablemente no pude disfrutar porque no me iba a quedar en Barcelona.

El taller se celebraba el pasado sábado 29 en el espacio Ailaic de Barcelona, muy cerca de la Sagrada Familia. Un sito precioso, decorado muy sencillo pero con mucho encanto, inundado por una preciosa luz natural que daba una sensación cálida a pesar de la intensa lluvia que caía sobre los ventanales del techo.

ailaic

Fue impartido por Neus, de Crea Decora Recicla, una mujer tan amable, agradable, experta y sobretodo paciente, que hizo que el curso de más de tres horas se pasara en un suspiro. Asistimos 15 chicas (siendo yo la única que no era de Barcelona) y se hizo muy ameno y divertido. En primer lugar se nos explicó un poco la teoría: cuáles eran los orígenes de esta pintura, qué diferencias había respecto a otras pinturas, dónde se podía comprar, cómo se podía utilizar y sobre qué superficies era mejor o peor… Y enseguida nos pusimos con la práctica.

Pinturas

Aprendimos cómo pintar cada superficie y varias técnicas, como por ejemplo la texturizar mediante una lija de grano fino, y la del pincel seco, que da un efecto envejecido que queda fenomenal. Cada una de nosotras tenía una tabla de madera en la que había que utilizar las técnicas aprendidas. La elección de los colores era totalmente libre y eso fue lo más difícil de todo, elegir el color. Quise salirme de los típicos tonos pastel y mint, así que escogí en honor a Mao Jewels el salmón y el rojo (no había naranja ni marrón y eso fue lo más parecido) y también un lila oscuro que me encantó. También aprendimos a finalizar el acabado aplicando cera, que ayuda a mantener en el tiempo la pintura y la técnica utilizada. Además, nos regalaron un pequeño bote de chalk paint, para que pudiéramos empezar a practicar en casa sin esperar a comprarlo, y me tocó un precioso tono cielo invernal.

Y a continuación podéis ver cómo fue el proceso creativo de mi tabla. No es una obra de arte, pero a mí me gusta mucho, espero ponerle unas alcayatas decorativas pronto y utilizarlo para colgar collares o saquitos con pequeños abalorios… o incluso utilizarlo como tablón recordatorio, y de paso le doy uso al trillón de post-its que tengo sin utilizar…

Tablafinal

Para finalizar quiero recomendar este pequeño taller a todo el mundo, especialmente si lo imparte Neus, por su sabiduría, su técnica, su forma de explicar y por todo. Estuvo muy agradecida de que fuera al curso en Barcelona viviendo en Valencia y yo de tener la oportunidad de asistir, así que me queda la foto que me hice con ella (en la que tengo cara de haberme levantado a las 6 de la mañana, tal cual) y la esperanza de poder repetir algún día, en Barcelona o donde sea!

Neusyyo

Por la tarde estuve paseando por la ciudad y visitando tiendas chulas que os quiero presentar este mes en otro post. ¡Seguro que os gustará!

¡Hasta el próximo post!

II Jornadas de Artesanía y Diseño

¡Hola a todas!

Hoy os vengo a contar la experiencia de asistir como visitante a las II Jornadas de Artesanía y Diseño, organizadas por Qué Craft y celebradas en La Nau el pasado fin de semana. Tuve la oportunidad de ir el sábado y salí tan contenta que me encantaría poder participar el próximo año. ¡Espero estar a la altura!

Los expositores

Mucha variedad y originalidad por doquier. Lo que más me gustó fue poder conocer, por fin, a mis queridos amigos de Senshoku, a los que les compro las lanas Drops, y uno de los motivos por los que asistí a la feria. Nos hablaron de la posibilidad de hacer talleres, y la verdad es que nada me gustaría más.

Collage1

  • El puesto de Lokita Botones era una pasada. Tenía de todo: abalorios, trapillo, manualidades, patchwork… ¡era tan bonito que querías comprarte uno de cada! Además descubrí que tienen tienda en Ruzafa, cosa que no sabía, así que les haré una visita pronto.
  • Impresionante la exposición de joyas en plata y cristal soplado de Ana María, de FuseGlass. Con tienda física en Cullera (iré seguro), lo que allí tenía era tan bonito que era imposible no comprar nada. ¡Costaba mucho elegir!
  • Las ilustraciones son un mundo que prácticamente desconocía y cada vez me interesan más. En estas jornadas destacaron las de Les Femmes de Jul’s, hechas por el artista Julian Belenguer, increíblemente bonitas y decorativas. Pinta especialmente mujeres, todas muy coquetas, y cada una con su propio nombre e historia, lo cual me parece de lo más original. También me encantaron las de Aneta Tarmokas, que a parte de tener unas láminas preciosas, decoraba cojines con un gusto casi inmejorable.
  • Las chicas de Ganchilleando y punto eran auténticas artistas en la confección de amigurumis, aquéllo que tanto deseo aprender. No sólo tenían una preciosa exposición en un pequeño puesto, sino que además te daban la posibilidad de crear para ti el personaje o muñeco que tú quisieras. ¡Eso es arte!
  • Y precisamente esta posibilidad de personalizar también la daba Irene, la creadora de las Minimis, quien creaba personajes (no sólo famosos, ¡también podía crearte a ti!) con fieltro y otros materiales, para convertirlos en broches, colgantes y cuadros, entre otros formatos, que quedaban la mar de originales.

El lugar

Era una feria pequeñita en un lugar cuco y recogido, pero no tenía absolutamente nada que envidiar a ferias más grandes celebradas, por ejemplo, en Madrid. Los puestos, repartidos y decorados con gusto y originalidad, quedaban entre los muros del claustro de La Nau. Justo debajo de la parte techada del claustro, estaban la mayoría de los puestos artesanos, y en el centro del claustro, en la parte no techada, estaban los puestos de alimentación, entre los que estaban el deliciosamente oloroso puesto de Utopick Cacao (a los cuales recomendé como detalle de San Valentín) y el de Ingredients, que hacían un delicioso pan ecológico de muchos tipos.

También se impartían talleres y conferencias, con lo cual no sólo el lugar, sino también la organización, era de diez.

Las compras

Las compras fueron el fruto de estar constantemente conteniéndome para no comprarlo todo, porque francamente me habría dejado la nómina allí mismo.

  • Unos cuantos abalorios de Little Picknick. A esta chica la conocía ya del DiY Show, y cuando vi su puesto, los ojos me hacían chiribitas. Compré algunas cositas para decorar los mitones, que en breve subiré a la web para que podáis elegirlos. También una pequeña pieza de cerámica con forma de zorrito (que no sé bien para qué la utilizaré, pero tenía que comprarla) y unos botones de madera con forma felina (gato o tigre, no lo sé, ¡pero no los podía dejar allí!)
    Collage3
  • Dos pares de pendientes, de FuseGlass. Cogí los de la imagen y otros muy parecidos en azul claro, tras estar mucho rato en el puesto decidiendo. No es sólo que la calidad sea máxima y el material espectacular, es el precioso brillo de las piezas, el mimo con el que están hechos, la presentación del envoltorio y lo económico de su precio lo que realmente destaca de estas joyitas.
    Fuse

La conclusión

Creo que a pesar de su reducido tamaño, el evento fue estupendo. Y realmente no era tan pequeña, era perfecta. Más puestos hubiera significado tener que estar más rato o dedicar menos minutos a la visita de cada uno de ellos, y hubiera sido una pena. El ambiente era genial, como muy familiar, había complicidad entre los diferentes puestos y también con los visitantes. La duración también fue perfecta, de un día y medio, para que todo el mundo tuviese tiempo de asistir un día u otro, y que los expositores no acabaran muy cansados en largas jornadas de varios días. Además, el hecho de que se impartiesen conferencias y talleres (aunque lamentablemente me los perdí) fue todo un puntazo.

Como decía al principio, espero poder asistir el año que viene y ser partícipe de un evento tan familiar, temático y completo.

¡Hasta el próximo post!

I Feria Artesanía y Productos Cardiosaludables

¡Hola a todas!

En el día de hoy os traigo un post sobre la Feria a la que asistí el pasado domingo, la I Feria de Artesanía y Productos Cardiosaludables, organizada por la Fundación Medicina Solidaria y celebrada en el Jardín del Turia, a la altura del Puente de las Flores, en la maravillosa ciudad de Valencia.

Me planté allí a primera hora de la mañana y para empezar, me hizo mucha gracia bajar con el coche hasta el cauce del río para descargar. Con ayuda de mi inseparable e insuperable cuñada, montamos un puestecito que nos quedó fenomenal y a las 10 de la mañana, ya estábamos listas para el público. Mi humilde puesto se componía de una mesa bastante larga, con un doble mantel (uno de ellos de gatos, por supuesto) y los productos expuestos por secciones, con cierto toque decorativo. Ni toldo ni nada, por lo que los pájaros nos deleitaron con sus presentes en algún momento de la mañana.

BeFunky_Chromatic_1

De modo que en un extremo de la mesa, tenía un marco con imágenes de las pajaritas para mascotas (mi precioso gato acaparaba todas las miradas), con varias pajaritas colgando como muestra. Junto a este marco, estaban los accesorios tejidos listos para comprar y regalar (los que quedaron disponibles están listados en Artículos en Stock) y también unas pequeñas tarjetas para encargar accesorios a medida, donde podías seleccionar accesorio, color y tipo de lana, además de dejar tus datos. Había además un original marco rojo donde estaban todos los charms con los que se pueden decorar los mitones (próximamente los subiré a la web).

A continuación había un precioso mantel plateado, donde se exhibían un montón de anillos (más los que iba haciendo durante la mañana), entre los que destacaban y triunfaban los de “brillo bonito”. ¡Son tan llamativos! Y quedan bien en todos los colores.

BeFunky_IMG_4544

Y finalmente, en el otro extremo de la mesa, los artículos que hace Juani Patiño, artistaza de la que os hablé esta misma semana, y que es la primera de mis colaboradoras. Los alfileteros llamaban la atención de todo el mundo, y además, pusimos una decorativa jaula junto a uno de sus muñecos de trapo, el de la gallina, que también captaba todas las miradas. Junto a los alfileteros estaban sus tarjetas de contacto para la ocasión.

Como sabéis, el día salió torcido. Cuando llegué al cauce del río, el pronóstico del tiempo anunciaba una probabilidad de lluvia del 90%. A media mañana era del 50%. Y finalmente no llovió, pero no obstante, y al estar el día tan nublado, la afluencia fue muy floja.

Se daba la circunstancia de que el mismo día, en ese mismo tramo del Paseo de la Alameda, se celebraba una concentración de ciclistas de todas las edades, y además, en el mismo tramo del cauce, junto al mercadillo, había una enorme carpa que invitaba a todo el mundo a probar marisco gallego. Pero ni una cosa ni otra atrajeron suficientes visitantes al río, y los pocos que vinieron, daba la impresión que pasaban por allí a diario, hubiera mercadillo o no. De modo que a las 3 de la tarde, y con mucha tristeza, tomamos la decisión de recoger el puesto y marcharnos a casa, visto que el día no parecía mejorar.

Sin embargo, tengo que agradecer a amigos, familiares y clientes fieles que desafiaran el día gris, la dificultad de aparcar por la zona debido al corte del Paseo de la Alameda, y varios contratiempos más, para venir a verme y hacer una comprita o algún pedido. Hacéis que me sienta grande con un negocio tan pequeño.

Y en líneas generales, me quedo con la experiencia, con haber montado un puestecito que me tenía enamorada, y que no tenía que ver con aquél que utilicé hace ya casi dos años para la SVPAP, en el que con una mesa de camping y un pequeño mantel, me estrené por primera vez. Y espero que pronto, antes de navidad, pueda asistir a otro, cogerlo con la misma ilusión y tener mejores resultados. ¡Pondré todo mi empeño en ello!

¡Hasta el próximo post!

Día Mundial de Tejer en Público

¡Hola a todas!

Os quiero hablar de un evento que descubrí hace poco gracias al blog de Lanas Katia. El Día Mundial de Tejer en Público se celebra próximamente y no podría hacerme más ilusión participar en él, saliendo a tejer al exterior, con el solecito y el buen tiempo que nos acompañan en los últimos días. En breve os colgaré la foto tejiendo junto al mar, uno de los sitios donde más me gusta tejer.

Y no es un día, no… ¡¡es una semana!!

¡Del 14 al 22 de Junio nada menos!

La iniciativa parte del World Wide Knit in Public Day, que se viene celebrando a nivel mundial desde el año 2005. Iniciado por Danielle Landes, comenzó como un motivo para salir a la calle y compartir una afición que se practica normalmente en solitario y en casa, con el fin de descubrir nuevas personas, patrones y materiales y pasar un día diferente. Es el evento más grande dentro del mundillo del knitting y en cada ciudad es organizado por grupos de voluntarios que no reciben más beneficio que el de compartir un día con personas afines. La participación en estos eventos es obviamente gratuita, si bien cada uno debe portar sus propios materiales. Además, los asistentes suelen llevar bizcochos, limonada, y otro tipo de víveres, casi siempre hechos por ellos mismos, para amenizar la velada. Y cada año crece más: empezaron siendo 25 eventos en 2005 y en sólo 4 años alcanzaron los 751. ¿Cuántos serán este año?

Hay eventos repartidos por todo el mundo, para que, si no te atreves a salir a tejer sola, puedes hacerlo en grupo y compartir lanas, patrones, y una conversación agradable. En España hay programadas salidas en una infinidad de ciudades: Salamanca, A Coruña, Madrid, Barcelona, Gran Canaria, Santander, Granada, Cádiz, Verges (Gerona), Sevilla, Ávila, Vitoria, Valladolid, Zaragoza… Y más concretamente, en Valencia, por si queréis asistir, se celebrarán los siguientes eventos:

  •  Mikita Lapena organizará el 14 de junio, de 10.30h a 14.00h, un Knitting Picnic en la calle donde se encuentra su tienda. Nos enseñarán a tejer distintos patrones de flores que se donarán a la acción urbana The Crafty Room y a la Asociación Víctimas del metro del 3 de Julio. Para pasarlo genial, realizar una acción solidaria y pasar un estupendo día al aire libre, ¿hay algún plan mejor? (C/Grabador Selma, 4)
  • Plataforma Crealia tiene previsto un evento el 21 de junio, de 11.00h a 14.00h en el Mercado de la Tapinería. La idea es crear entre todos una cadena de ganchillo cuya recaudación se donará a una ONG Local. (C/ Tapinería, 15-17)
  • El ovillo de Rosa lo celebra cerca de Valencia, el 14 de junio de 11.00h a 13.00h, en la preciosa terraza del Bracafé de Gandía, con el bello objetivo de acercar el tejido a todas las personas que deseen conocerlo. (C/Sant Francesc de Borja, 52 – Gandia)

 

Por cierto, ¿os he dicho que salgo en la newsletter de We Are Knitters? ¡¡No puedo estar más emocionada!! Es mi primera aparición en una publicación… ¡y no será la última! Os mantendré informadas…

¡Hasta el próximo post!

Feria Creativa Valencia

¡Hola a todas!

La pasada semana tuve la oportunidad de visitar la Feria Creativa en mi ciudad… ¡Sí, por fin algún evento chulo en Valencia! Y os quería comentar en este post mis impresiones tras la visita. Tengo que decir en primer lugar, que me esperaba que fuera más pequeña y menos bonita que la de Madrid (por celebrarse en la Feria de Muestras, que es un lugar más frío, con todos esos enormes pabellones grises…) Pero para nada, no tenía nada que envidiarle al DiY Show de Madrid, estaba muy bien organizado y había un montonazo de cosas, ¡incluso una pasarela en la que mostrar las creaciones!

Fui el viernes 4 de abril por la tarde, y me encantó ver la increíble afluencia de gente que había, ¡de todas las edades!

Los expositores

Creativa2

Podría decir que los expositores de scrap eran los más numerosos, aunque también es verdad que se abarcan muchas posibilidades, desde papelería, materiales, herramientas, técnicas… En concreto me enamoré de la técnica llamada decoupage, de la que vi una preciosa demostración, en la que estaban decorando un gato gigante, a cargo de una artista de Pepa Hobby by Pepa Paper.

También había muchos puestos dedicados a la alimentación, tanto de productos artesanos, como de herramientas y utensilios para dedicarse a ello. Me llamaron la atención unos chorizos ¡de chocolate! de Sweet and Chocolate. Realmente eran de chocolate, no llevaban nada de chorizo, pero daban totalmente el pego…

Proliferaban los puestos de telas, súper coloridos y con un montón de ideas. Había también profesionales aplicando técnicas en directo, con máquinas de coser muy modernas (con pequeñas pantallas de LED incluso) que hacían maravillas. Me encantaron las colchas para cuna de La gallina Katerina, ¡la de los gatos es impresionante! Me encontré con una gran idea que propuso Artboton: la de hacer cuadros decorativos con botones (botones preciosos, por supuesto). ¡Hay que tomar nota de estas cosas! Son la mar de originales, para decorar una habitación de forma diferente.

Los de Nanoblock tenían artículos para los niños: como Legos en miniatura para hacer verdaderas mini-obras de arte… cualquier cosa imaginable podía hacerse.

¡¡Y qué decir del Yorkshire hecho con goma eva de Manos Maravillosas!! Todo el mundo que pasaba por delante se quedaba alucinado…

El lugar

El evento se celebraba durante nada menos que cuatro jornadas completas en el pabellón 5 de la Feria de Muestras de Valencia. Ya he comentado que me parece un sitio frío y gris, he trabajado en numerosas ocasiones como azafata allí y me parece tan enorme, gris y sombría, que no esperaba encontrarme con un ambiente tan acogedor como el que vi. Había cuatro pasillos diferenciados, con expositores a ambos lados, y al final de ellos, una zona para realizar los talleres y demostraciones, una cafetería y una pasarela en la que mostrar las creaciones de los distintos expositores.

Las compras

  • Un par de cintas de tela preciosas, de Km.29. Es una tienda francesa con una infinidad de cintas de tela de todos los colores, texturas y materiales posibles, a precios muy económicos. Costó mucho elegirlas, pero al final me llevé estas dos.
    Creativa5
  • Cuatro retales de tela, de Bessones. Fue extremadamente difícil elegir sólo cuatro. Quería llevarme muchos más, pero tengo que practicar primero para empezar a abrirme a este nuevo mundo. En mi cabeza hay unos neceseres de punto con forro interior de tela, muertos de ganas por materializarse.
    Creativa3
  • Un kit de trapillo de Trap-Art. Ya le tenía ganas desde que les conocí en el DiY Show, y eran uno de mis puestos obligados a visitar en esta Feria. En el kit vienen seis bobinas de trapillo, una aguja y un patrón, y fue igualmente complicadísimo elegir sólo seis. Cuando creías que ya las tenías, veías otra más chula, querías cogerla, pero no sabías a cuál renunciar… ¡Estoy deseando empezar a trastear el trapillo!
    Creativa4
  • Una perforadora, con forma de nota musical, de Pepa Hobby. ¡Fue difícil elegir sólo una! Pero tengo un tatuaje muy parecido en la espalda, y creo que puede darme mucho juego en las etiquetas, en las tarjetas…
    Creativa8
  • Un set de sellos, todos con formas de etiquetas o pequeños marcos, que me vendrán genial también para mis propias etiquetas y tarjetas. Son de la misma tienda, Pepa Hobby.
    Creativa7
  • En el sector de alimentación, no pude evitar llevarme un artilugio súper útil: el Crea Chips, que sirve para hacer papas (como las que vienen en bolsas de snack) con patatas naturales, sin aceite, sin frituras, sólo con microondas. Y tengo que cogerle todavía el truco, pero tiene muy buena pinta.
    Creativa6

La conclusión

La principal conclusión es que si pudiera visitar este tipo de eventos, al menos… ¡qué se yo! Una vez al mes, sería ¡¡tan feliz!! Es un sitio en el que te sientes disfrutando como una niña pequeña en un parque de atracciones…

La organización fue impecable, los expositores increíbles, había de casi cualquier cosa. Daban ganas de meterse en cada mundillo que descubrías: el del scrap, el de la pastelería creativa, el de la decoración con telas… Además, el recinto donde llevar a cabo los talleres, a la vista de todo el mundo (para generar interés y promover la participación) y lo de la pasarela me parecieron muy buenas ideas. También el detalle de que a la entrada hubiera una pequeña exposición de cuadros, pinturas, telas, mantas y otras prendas tejidas o cosidas, así como imágenes muy bonitas de todo tipo de artículos que se hacían o se podían hacer en la Feria. Por otro lado, el hecho de que dure cuatro días es fenomenal. Un sobresaliente en toda regla.

 

La próxima cita con el mundo de las manualidades es en Barcelona, en el Handmade Festival, del 25 al 27 de este mismo mes. Me encantaría poder ir, pero me temo que han estado unos y otros eventos demasiado seguidos… ¡Señores, el próximo año organícense y repártanse a lo largo del año! Si alguna de vosotras va, por favor contadme qué tal, porque a priori parece que va a ser una auténtica pasada…

¡Hasta el próximo post!

DiY Show

¡Hola a todas!

Bueno, os escribo mientras me recupero de un fin de semana agotador… ¡Qué bien me lo he pasado! ¡Cuantísimo he disfrutado! Y os quiero contar en este post todo lo que he visto en el Do it Yourself Show, que se celebró en Madrid el pasado fin de semana, desde el Viernes 21 hasta el Domingo 23.

Yo en concreto fui el sábado por la mañana, y lo primero que me sorprendió fue la gran afluencia de gente. No es que me esperara que fueran cuatro gatos, pero no imaginaba que tuviera tanto alcance, y me alegré un montón de verlo tan lleno. Lo siguiente que me impactó fue lo grande que era, y lo chulísimo que era todo. Había miles, millones de ideas. Al principio pensaba: “uy, ¡qué grande es esto!”, pero luego deseaba que no se acabara nunca.

Los expositores

Una auténtica pasada. Había de todo. Desde infinidad de tiendas de scrap (quienes, además de vender la materia prima, ofrecían muchísimas ideas para hacer), hasta pastelería creativa, joyería y abalorios, cervezas y quesos artesanales, kits para montar tu propio huertecito, carvado de sellos, organización de eventos, cuadros la mar de originales en punto de cruz, trabajos en madera, jabón, lana, trapillo, papel, cartón, fimo, goma eva y cualquier otro material imaginable. Todos muy profesionales y con stands súper originales y llenos de coloridos productos.

Expositores

El lugar

El evento se celebró en el Palacio Neptuno de Madrid. No había estado nunca y me quedé encantada. Un sitio superbonito, de varias plantas, con una preciosa y llamativa cristalera en el techo, que daba destellos de color al hueco central. Tengo que decir, además, que la organización del local era muy buena, permitía ver todos los puestos con sólo un par de vueltas, sin sensación de agobio y con servicios y aseos muy a mano.

Lugar

Las compras

Creedme si os digo que era una locura. Intentaba controlarme, especialmente al principio, pero era todo tan chulo, y se me ocurrían tantas cosas que podía hacer, que era muy difícil resistir las tentaciones. Finalmente me compré algunas cosillas, más de las que mi apretado presupuesto me permite, pero espero sacar un gran partido de ellas y mejorar mis pequeñas creaciones.

  • Un par de metros de una cinta preciosa de tela, de Sweet Sixteen. Me encantó por los mensajes tan positivos que lleva: “sigue tu pasión”, “ama lo que hagas”… Esto fue lo primero que compré, lo recuerdo bien porque estaba tratando de resistirme y me dije: “venga, no he venido aquí para no comprar nada… un detallito”. Luego ya perdí la cuenta…
    DiY02
  • Un montón de abalorios plateados (y unos pocos dorados), de Little Picknick. Tengo intención de colocarlos como decoración en los mitones, pero también los veo para posibles pulseras, o incluso algunos pendientes (mi otra asignatura pendiente, ¡valga la redundancia!). Os muestro aquí algunas de ellas, pronto haré un pequeño inventario para que sepáis todas las opciones que hay para decorar vuestras prendas y accesorios.
    DiY04
  • Varios kits de papel scrap, de Zona Craft. Esto es un verdadero vicio. Un peligro para las locas de las manualidades y del material de papelería como yo. Compré tres, pero a puntito estuve de llevarme la tienda entera (no sólo los papeles: también washi tape, pegatinas, perforadoras…), porque todos eran muy originales y para todos tenía un uso concreto en la cabeza. Luego soy de las que le da pena utilizarlo (sólo porque me da pena que se terminen), pero espero darle buen uso y subir un post para mostrarlo.
    DiY03
  • Una preciosa lámina, de Lady Desidia, quienes también diseñaron la imagen oficial de la Feria DiY Show. Tenían láminas y varios artículos más, entre ellos unas preciosas lámparas de papel hechas con estas mismas imágenes. Cómo no, elegí la del gato (aunque no se parece al mío, este está demasiado delgado), pero todas ellas eran realmente bonitas. El marco es de Ikea, comprado al día siguiente de la feria, en otro ataque compulsivo del finde… La he puesto en el escritorio, junto al ordenador, para llenarme de inspiración cuando escribo los posts.
    IMG_2805

La conclusión

Tengo que admitir que uno de los motivos por los que fui a visitar el evento fue la intención de participar en él como expositora en futuras ediciones. Pero honestamente debo admitir que, al menos de momento, no estoy lista para un evento tan grande, ¡y tan profesional! Reconocerlo me da mucha energía para seguir trabajando muy duro y poder estar presente en este tipo de eventos que son muy divertidos e interesantes para darse a conocer como artesana.

Otro de los motivos era para conocer de primera mano cómo son este tipo de ferias. Había estado solamente en la que organizó la SVPAP en la navidad de 2012 (como expositora), y era pequeñita, por lo que quería saber cómo era una grande. Y la experiencia no ha podido ser mejor, estoy deseando poder visitar otra. El ambiente era muy cercano y familiar, el trato de las artesanas (eran casi todo mujeres) era muy agradable, amables y serviciales en todo momento a pesar de la gran afluencia de gente. Había talleres colectivos organizados por la propia Feria, y además en muchos puestos, estaban haciendo demostraciones de herramientas, técnicas y proyectos para que los visitantes pudieran ver de primera mano cómo se hacía.

En líneas generales, una experiencia muy positiva, sin duda repetiré en años venideros, aunque no pueda ser exponiendo, como visitante. Me quedo con el eslogan: “La feria donde lo bueno sale de ti mismo”.

¡Hasta el próximo post!

Principio de página