Joyas y flores para una madre

¡Hola a todas!

Se acerca el día de la madre, ¡qué fecha tan bonita! Hay muchos tópicos como el de “madre no hay más que una” pero, ¿no es acaso verdad? ¿No es la propia madre de una la mejor que hay? La que me hace todos los arreglos en la ropa, la que hace unas tortillas de patata espectaculares, me enseña nuevas técnicas de tejer y coser, me hace mi comida favorita cuando voy  a casa a comer, me sigue riñendo como si tuviera 4 años para que me abrigue bien o me tome las medicinas…

En relación al día dedicado a esas grandes mujeres que nos trajeron al mundo, os quería recomendar este vídeo que estos días se está haciendo viral… Da mucho que pensar, de cómo no nos damos cuenta de lo grandes que son, y que no deberían tener sólo un día, sino todos los días del año dedicados a ellas.

Pero, ¿cuáles son los regalos típicos que se le hacen a las mamás en su gran día? Se merecen la Luna, pero los regalos más comunes son flores y joyas… A lo que yo he pensado… ¿y por qué no las dos cosas?

BeFunky_photo4

Efectivamente, el anillo con forma de rosa es ideal para tener un detalle con las mamás en este día tan especial, porque combina lo mejor de ambos regalos: la belleza de las flores, sin que lleguen a marchitarse, y la usabilidad de un anillo, y todo ello a un precio la mar de económico. ¡Se quedarán encantadas!

Además, el hecho de poder elegir el color, lo hace todavía mejor, porque podemos regalarle ese complemento que le va ideal a una blusa que sabemos que le queda genial. ¡No esperéis más para pedir el vuestro! Y ya sabéis que los packaging para regalo son la mar de chulos: o bien una preciosa cajita de cartón brillante, o un caramelito de plástico para decirle a vuestra madre que es lo más dulce de la vida.

Packaging

¿Qué otras ideas se os ocurren para el Día de la madre?

¡Hasta el próximo post!

Nuevas tendencias en anillos

¡Hola a todas!

He visto últimamente en las tiendas que hay una nueva moda de anillos de falange, que se llevan aproximadamente a mitad del dedo. Lo vi primero en una newsletter que recibí de Aristocrazy, y más tarde en Primark. También se les conoce fuera de nuestras fronteras como midi rings o knuckle rings. La mayoría de los que he visto son simples alianzas, ya sean lisas, o con relieve, o con alguna pequeña forma (como por ejemplo, acabadas en punta). Sin embargo, también he visto algunos tipo sortija, siempre muy sencillos, para que no llamen la atención sobre esa delgada parte de la mano. Otros llevan una pequeña cadena que los une a un anillo normal. Son muy originales, y creo que una debe tener no sólo unas manos bonitas para poder llevarlos, sino también atreverse a hacerlo, dado que por ahora no son muy comunes.

Marcas

Los hay que vienen en packs de dos para que los lleves a juego en la misma mano. Otros, como los de H&M, vienen en un pack de más anillos de diferentes medidas para que los combines como quieras. En TopShop les han añadido colgantes, para las más bohemias y atrevidas. Y con todo ello, hay un sinfín de posibilidades e ideas.

Están muy de moda entre las celebrities, entre ellas Rihanna, Angelina Jolie, Kristen Stewart y algunas chicas Disney los suelen llevar muy a menudo. Lo de Rihanna es un mundo a parte… no me imagino a esta chica pasando por un detector de metales en un aeropuerto… Sin embargo, este tipo de anillos ya se vieron hace siglos en las manos de Phoebe, de la serie Friends. He de admitir que me gustó mucho y durante un tiempo estuve llevando una alianza que me venía pequeña en el dedo corazón… pero como se me caía cada dos por tres,  acabé dejándolo.

Celebrities

Total, que después de verlos y darle un par de vueltas al tema, me dije: “oye, pues no debe ser nada difícil hacerlos”… Así que me puse manos a la obra.

Y… tan pronto como me puse a hacerlos, me di cuenta de que sí es difícil, ¡ya lo creo! Y su dificultad radica en que no puedes esconder el alambre sobrante. Es necesario esconderlo, porque sino pincha en la piel y es muy molesto.

MidiRings

En cualquier caso, voy a seguir intentando perfeccionarlos, y a ver si en breve los puedo incorporar a mi pequeño repertorio. Por ahora he probado a hacerlos con alambre fino y plano. El plano ha tenido mayor éxito porque es más sencillo esconder los extremos para que no pinche, cosa que es más difícil con el fino, que pincha más que ninguno. Sin embargo, creo que el más fácil de trabajar en este caso, será el alambre normal, al que se le puede dar alguna forma concreta (como por ejemplo, el de Aristocrazy en la imagen superior, pero obviamente más sencilla) y limar un poco los extremos para que no hagan daño en la piel al llevarlos puestos. ¡Os iré contando mis avances!

¿Y vosotras qué pensáis? ¿Os los pondríais?

Principio de página