¿Por qué aprender crochet?

¡Hola a todas!

Hoy os quería hablar de las razones para aprender crochet, o como se le llama más comúnmente, ganchillo. Lo primero que una piensa cuando oye “ganchillo” es en la típica manta, cojín o tapete que hacía la abuela, más o menos así:

005

Fuente: sewmakebelieve.wordpress.com

Francamente, a mí me parece horrendo (al menos con este patrón y estos colores)… Esto se llama Granny Squares, y es el ABC del ganchillo, lo primero que aprendes cuando te sientas a aprender esta técnica. Mirad, sin embargo, cómo cambia la cosa con otros colores y otro patrón:

granny-spirale-2

Fuente: www.nadelspiel.com

Se empieza tejiendo la cadeneta, la cual es relativamente fácil, y poco a poco se empieza a tejer alrededor en forma circular desde el centro, hasta acabar dando forma al cuadrado. En mi humilde opinión, aprender esto es muy laborioso y decepcionante, sobretodo al principio, donde los errores son constantes y llegas a un punto que no sabes por dónde seguir. Quizá también me sentí así cuando aprendí a hacer punto, pero sinceramente, ¡no me acuerdo! Ahora me parece muy sencillo, pero seguramente ocurra lo mismo con el crochet. Muy complicado al principio, y coser y cantar después.

Pero a pesar de su dificultad inicial, hay una larga lista de razones por las cuales lo quiero aprender, y espero que en un momento no muy lejano lo haya conseguido.

  1. Para decorar las prendas que tejo. Hay flores y otras formas hechas con la técnica del crochet que quedan la mar de monas y no paro de imaginármelas decorando un turbante, y pienso: ¡Me muero de ganas!
  2. Para hacer prendas nuevas. También se pueden hacer turbantes, cuellos y mitones con una sola aguja… Y su resultado no tiene nada que envidiar al propio tricot.
  3. Para hacer amigurumis. Y es que los amigurumis son unos pequeños muñequitos, hechos con esta técnica, con la que vas elaborando poco a poco una especie de funda, que posteriormente se rellena con algodón y quedan como resultado preciosidades como éstas:

    amigurumi-cats-1

    Fuente: Tomacreations

  4. Para aprender los granny squares. ¡Sí, lo admito! A pesar de parecer un poco viejunos a priori, realmente hay muchos patrones y son muy sencillos de hacer. Uniéndolos unos con otros se pueden hacer colchas y plaids muy originales y únicos.
  5. Para complementar las técnicas de tricot. Y es que no os imagináis la cantidad de patrones que se tejen a dos agujas, pero llevan algún borde o cenefa que se hace con ganchillo.

¿Y vosotras? ¿Estáis decididas a aprender crochet?

¡Hasta el próximo post!

(Visited 156 time, 47 visit today)

Leave a Reply