La lana del mes: Drops Cotton Merino

¡Hola a todas!

Para la edición de Septiembre de La lana del mes, quiero que cerréis vuestros ojos y visualicéis de forma lo más aproximada posible las cualidades de esta lana.

Imaginadlo de la siguiente forma: la dulce y hermosa dama de Lana Merino conoce al apuesto y elegante Algodón. Se enamoran al instante, terminan casándose y teniendo un vástago que es el súmmum de la suavidad y la elegancia: ha nacido la Drops Cotton Merino.

Vais a perdonarme que sea tan melodramática, pero cuando esta lana cayó en mis manos gracias a un kit que compré en Senshoku, el flechazo fue instantáneo. Tomé el ovillo en mis manos y leí su nombre, y pensé: “No puede ser. Mis dos materiales preferidos en una sola lana… ¡tengo que probarla ya!”. Tejí un gorro (que todavía tengo que rematar) y era como si no pudiera dejar de tocarlo, ¡tan suave!

La composición de la Cotton Merino es casi a partes iguales (52% de lana merino y 48% de algodón) y enamora no solamente al tacto: también visualmente es una pasada. Sus ovillos son apetitosos a primera vista, puesto que muestran una hebra de un color intenso y también suave al mismo tiempo, trenzada a través de varios hilos de ambos materiales. Además, vienen presentados con una etiqueta pequeña que hace al ovillo más cuco y deja ver todavía más toda la belleza de su hebra.

Merino1

Su gama de colores abarca la nada despreciable cifra de 27 tonalidades, entre las que destacan, para mi gusto, el coral y el turquesa. Para tejerla, el fabricante recomienda unas agujas del 4. Además, DROPS asegura que las prendas tejidas con la Cotton Merino no irritan la piel, gracias al grosor de sus fibras que, con un diámetro de 19,5 micrones, está por debajo de los 23 establecidos como máximo para las lanas no irritantes. ¡Su suavidad está garantizada!

Su peculiar composición la convierte en un comodín indispensable en el almacén de lanas de cualquier tejedora que se precie. Con ella puedes tejer un cálido gorrito de invierno gracias a su lana merino y también, con agujas más grandes, una blusa calada para entretiempo, de colores vivos y veraniegos, liviana y suave. El eslógan de su pequeña etiqueta ya lo adelanta: “A superwash yarn for all seasons!” (¡Una lana superwash para todas las estaciones!) (Recordad que es un proceso que le da a la lana mejor calidad, suavidad, regularidad y acabado)

Una vez tejida, las prendas son muy uniformes, quedando muy vistosas por su hebra bicolor y dando una sensación de calidez y suavidad en la piel. Las prendas tejidas con esta lana pueden lavarse a un máximo de 40º con el programa de prendas delicadas, sin utilizar suavizante. Se recomienda que se sequen en horizontal para evitar deformaciones.

Merino2

Durante todo el mes de septiembre, en la mayoría de los distribuidores, la Cotton Merino está de oferta, con un 25% de descuento, así que siendo un momento perfecto para adquirirla, aprovecharé para recargar provisiones.

Pros de la Cotton Merino:

  • Su suavidad. Tanto desde que tomas en tus manos el ovillo, como cuando tocas una prenda tejida, sientes la suavidad de esta lana.
  • La composición de su hebra. Es visualmente preciosa, tanto cuando está en el ovillo, como cuando está tejida, lo cual dota a las prendas de un toque especial.
  • La vistosidad de su presentación. El ovillo te llama la atención nada más verlo, tan mono con su pequeña etiqueta.
  • Su versatilidad. Puede utilizarse tanto para prendas de invierno como de entretiempo.
  • Su relación calidad-precio. Es más cara que otros algodones pero más barata que otras lanas merino, y lo que se paga por cada ovillo se ajusta perfectamente a la calidad de su composición.

Contras de la Cotton Merino:

  • Como todas las lanas Drops, es bastante inaccesible en cuanto a compra. Eso es algo que ya se ha comentado en otros posts de la Lana del Mes, aplicable a todas las lanas de esta marca.

Puedes consultar la última edición de la lana del mes aquí.

¡Hasta el próximo post!

(Visited 318 time, 142 visit today)

One comment

Leave a Reply