La lana del mes: Drops Big Delight

Hoy quiero hablar de una lana que compré hace ya tiempo pero que no he tenido tiempo de enseñar. Hasta ahora nadie me la ha pedido (quizá porque no la he presentado en sociedad…), pero quiero hacerme un turbante bien ancho con ella y bien calentito. Tal vez debería hablar de una lana que ya haya trabajado más, pero estoy tan enamorada de ésta en concreto, que deseaba hacer un post para tener la excusa de tejer con ella por primera vez.Tiene el nombre de Big Delight, dentro de la marca Drops, que como sabéis, es la que suelo utilizar en la mayoría de mis pequeñas creaciones. Y eso es en definitiva, una gran delicia, porque su fina hebra contrasta con su consistencia, y su mayor potencial es la gama de colores tan chulos que ofrece. Fui a la tienda y me los quería llevar todos, pero como mi presupuesto es limitado, elegí sólo dos:

La hebra, como os decía, es bastante fina, a pesar de lo que aparenta en su presentación como ovillo de 100 gramos; es ideal para trabajar con unas agujas de 5mm. No es tan consistente como otras lanas; no es que se deshilache o se quiebre pero es relativamente fácil atravesarla con la aguja mientras estás trabajando con ella de forma fluida. Su tacto con la aguja es suave y se teje bastante rápido, siempre estando pendiente de terminar bien el punto, evitando atravesar la hebra sin querer.

Su composición es 100% lana, con una textura suavecita y esponjosa. Como podéis ver, la hebra va cambiando no sólo de color, sino de grosor, aunque sea ligeramente. Este detalle me parece la mar de original, puedes ir jugando con tejidos más compactos o más holgados (según el tamaño de la aguja que se use al tejer) y la combinación de colores cambiará su forma y posición. ¡Una pasada!

Este cambio de color a lo largo de la hebra es mucho más repartido que en otras lanas multicolores. Es decir, otras lanas que combinan varios tonos a lo largo de una misma hebra, lo hacen en tramos cortos, de forma que al ir tejiendo, enseguida se ven las variaciones. Esto no ocurre en la Big Delight, el reparto de color es muy muy paulatino. Para que lo veáis en un ejemplo, en la confección de mi anchísimo y calentísimo turbante, he montado 24 puntos en unas agujas de 6mm. Normalmente, en cualquier otra lana ya apreciaríamos la variación de color tras un par de vueltas. Sin embargo, la Big Delight nos empieza a enseñar su cambio a partir de la vuelta 10 aproximadamente:

Y así es como va quedando a medida que vas tejiendo:

Me encantaría poner el resultado final, pero tengo semejante cantidad de pedidos para Navidad, que me es imposible dedicarme a éste… Después de fiestas lo terminaré y subiré la foto a Facebook. ¡Estoy deseando ponérmelo!

Las prendas tejidas con esta lana deben lavarse a mano, según instrucciones del fabricante, a una temperatura máxima de 30 grados y además, deben secarse en posición horizontal para evitar deformaciones.

Pros de la Big Delight:
  • Su originalidad, en todas sus tonalidades.
  • Su presentación en ovillos de 100 gramos, por lo general mucho más útiles que los ovillos de 50 (aunque esto depende mucho de lo que vayas a hacer… yo suelo preferir más cantidad)
  • Su relación calidad-precio, puesto que, aunque parece cara, no debemos olvidar que son 100 gramos y no 50 lo que viene en cada ovillo.
Contras de la Big Delight:
  • Como todos los ovillos de la marca Drops, su inaccesibilidad. Los distribuidores de la marca son limitados y tienes que desplazarte a tiendas que están lejos de tu lugar de residencia o bien, comprar por internet y asumir, lógicamente, los gastos de envío.
  • La “fragilidad” de su hebra durante el proceso de tejido.
 
Puedes visitar el post de la lana del mes anterior aquí.
 
¡Hasta la próxima entrega!
(Visited 163 time, 52 visit today)

2 comments

Leave a Reply