II Jornadas de Artesanía y Diseño

¡Hola a todas!

Hoy os vengo a contar la experiencia de asistir como visitante a las II Jornadas de Artesanía y Diseño, organizadas por Qué Craft y celebradas en La Nau el pasado fin de semana. Tuve la oportunidad de ir el sábado y salí tan contenta que me encantaría poder participar el próximo año. ¡Espero estar a la altura!

Los expositores

Mucha variedad y originalidad por doquier. Lo que más me gustó fue poder conocer, por fin, a mis queridos amigos de Senshoku, a los que les compro las lanas Drops, y uno de los motivos por los que asistí a la feria. Nos hablaron de la posibilidad de hacer talleres, y la verdad es que nada me gustaría más.

Collage1

  • El puesto de Lokita Botones era una pasada. Tenía de todo: abalorios, trapillo, manualidades, patchwork… ¡era tan bonito que querías comprarte uno de cada! Además descubrí que tienen tienda en Ruzafa, cosa que no sabía, así que les haré una visita pronto.
  • Impresionante la exposición de joyas en plata y cristal soplado de Ana María, de FuseGlass. Con tienda física en Cullera (iré seguro), lo que allí tenía era tan bonito que era imposible no comprar nada. ¡Costaba mucho elegir!
  • Las ilustraciones son un mundo que prácticamente desconocía y cada vez me interesan más. En estas jornadas destacaron las de Les Femmes de Jul’s, hechas por el artista Julian Belenguer, increíblemente bonitas y decorativas. Pinta especialmente mujeres, todas muy coquetas, y cada una con su propio nombre e historia, lo cual me parece de lo más original. También me encantaron las de Aneta Tarmokas, que a parte de tener unas láminas preciosas, decoraba cojines con un gusto casi inmejorable.
  • Las chicas de Ganchilleando y punto eran auténticas artistas en la confección de amigurumis, aquéllo que tanto deseo aprender. No sólo tenían una preciosa exposición en un pequeño puesto, sino que además te daban la posibilidad de crear para ti el personaje o muñeco que tú quisieras. ¡Eso es arte!
  • Y precisamente esta posibilidad de personalizar también la daba Irene, la creadora de las Minimis, quien creaba personajes (no sólo famosos, ¡también podía crearte a ti!) con fieltro y otros materiales, para convertirlos en broches, colgantes y cuadros, entre otros formatos, que quedaban la mar de originales.

El lugar

Era una feria pequeñita en un lugar cuco y recogido, pero no tenía absolutamente nada que envidiar a ferias más grandes celebradas, por ejemplo, en Madrid. Los puestos, repartidos y decorados con gusto y originalidad, quedaban entre los muros del claustro de La Nau. Justo debajo de la parte techada del claustro, estaban la mayoría de los puestos artesanos, y en el centro del claustro, en la parte no techada, estaban los puestos de alimentación, entre los que estaban el deliciosamente oloroso puesto de Utopick Cacao (a los cuales recomendé como detalle de San Valentín) y el de Ingredients, que hacían un delicioso pan ecológico de muchos tipos.

También se impartían talleres y conferencias, con lo cual no sólo el lugar, sino también la organización, era de diez.

Las compras

Las compras fueron el fruto de estar constantemente conteniéndome para no comprarlo todo, porque francamente me habría dejado la nómina allí mismo.

  • Unos cuantos abalorios de Little Picknick. A esta chica la conocía ya del DiY Show, y cuando vi su puesto, los ojos me hacían chiribitas. Compré algunas cositas para decorar los mitones, que en breve subiré a la web para que podáis elegirlos. También una pequeña pieza de cerámica con forma de zorrito (que no sé bien para qué la utilizaré, pero tenía que comprarla) y unos botones de madera con forma felina (gato o tigre, no lo sé, ¡pero no los podía dejar allí!)
    Collage3
  • Dos pares de pendientes, de FuseGlass. Cogí los de la imagen y otros muy parecidos en azul claro, tras estar mucho rato en el puesto decidiendo. No es sólo que la calidad sea máxima y el material espectacular, es el precioso brillo de las piezas, el mimo con el que están hechos, la presentación del envoltorio y lo económico de su precio lo que realmente destaca de estas joyitas.
    Fuse

La conclusión

Creo que a pesar de su reducido tamaño, el evento fue estupendo. Y realmente no era tan pequeña, era perfecta. Más puestos hubiera significado tener que estar más rato o dedicar menos minutos a la visita de cada uno de ellos, y hubiera sido una pena. El ambiente era genial, como muy familiar, había complicidad entre los diferentes puestos y también con los visitantes. La duración también fue perfecta, de un día y medio, para que todo el mundo tuviese tiempo de asistir un día u otro, y que los expositores no acabaran muy cansados en largas jornadas de varios días. Además, el hecho de que se impartiesen conferencias y talleres (aunque lamentablemente me los perdí) fue todo un puntazo.

Como decía al principio, espero poder asistir el año que viene y ser partícipe de un evento tan familiar, temático y completo.

¡Hasta el próximo post!

(Visited 435 time, 58 visit today)

3 comments

  1. Carmen says:

    hola! yo también estuve y me pareció espectacular, tampoco me pude resistir a los pendientes de fuseglass y una lámina estupenda de aneta tarmokas,,,encantada que me fui! saludos

Leave a Reply